Como Alquilar En Un Rent A Car Sin Franquicia Ni Finanza

El traslado durante las vacaciones o los viajes de trabajo, suelen convertirse en un tema complicado de logística, especialmente si hemos llegado al destino de forma aérea y no contamos con un vehículo propio. Para solucionar ese tipo de problemas, existen las empresas Rent A Car Sin Franquicia Ni Finanza, donde puedes hacerte de un vehículo de forma provisional y pagar únicamente por los kilómetros recorridos, aunque no todas tienen este sistema.

No obstante, muchas empresas del alquiler de coches exigen una gran cantidad de requisitos, especialmente de dinero por adelantado, para cubrir los posibles daños que el usuario le pueda ocasionar al vehículo. ¿No puede existir una forma más fácil de rentar un coche? La verdad es que sí, y precisamente para que sepas cómo hacerlo, vamos a contártelo todo en el siguiente artículo. Abrocha tu cinturón de seguridad, porque vamos a comenzar.

¿Cuáles son los pasos para alquilar un coche?

Hoy en día, rentar un automóvil es tan fácil como registrarse en un hotel o comprar un boleto de avión, ya que es algo que no solo puedes hacer desde las agencias autorizadas, sino que puedes ir haciendo la reservación de tu alquiler desde algunos días antes de llegar a tu destino, por medio de la web de la agencia.

Es tan fácil como establecer el lugar de donde vas a retirar el vehículo, y donde deseas devolverlo, incluso si el lugar de la devolución es diferente de donde lo has adquirido, siempre y cuando exista una sucursal en la ciudad donde deseas devolverlo. Lo siguiente será establecer por cuantos días tienes pensado ocupar el automóvil y luego te corresponde dar algunos datos sobre tu persona para que la agencia sepa si cumples con las condiciones legales para conducir.

Lo siguiente será establecer el tipo de vehículo y las características que deseas que éste tenga, es decir, si estás pensando en un coche económico, familiar, o de lujo. Aún así, según el tipo que hayas escogido, todavía tendrás una gran variedad de marcas y modelos para seleccionar. Claro que también puedes escoger entre una transmisión manual o atomática, o entre un choche a gasolina o diesel.

Una vez superado todo el proceso de selección del vehículo, pasarás a recibir la cotización correspondiente al alquiler, tomando en cuenta el coche que has seleccionado y los días que lo ocuparás. Normalmente puedes elegir entre varias tarifas, las cuales pueden contemplar diferentes aspectos para la cotización final del alquiler. Estos aspectos son:

  • Kilometraje: Limitado o ilimitado
  • Nivel del combustible: Con o sin depósito
  • Seguro: Con o sin franquicia
  • Asistencia de carretera
  • Devolución: En la misma o en otra provincia.
  • Cambios en la reserva: Con o sin costo.
Alquiler de coches sin franquicia Ni fianza, claro y fácil
Alquiler de coches sin franquicia Ni fianza, claro y fácil

¿Qué es la franquicia en el alquiler de automóviles?

Tal y como ocurre con cualquier inmueble que se renta, el propietario debe protegerse de posibles daños que se le pueda causar, en este caso, al vehículo, por lo que proceden a cobrar un depósito que cubre un porcentaje del valor total del inmueble. A este depósito se le conoce en el alquiler de autos como franquicia o fianza.

Puede Interesarte...   7 imprescindibles consejos para planificar tus vacaciones soñadas

Generalmente, este depósito o franquicia debe pagarse en efectivo, pero también es una opción que dicha cantidad que corresponde a la fianza, la cual se establece según el criterio de la empresa y basándose en el modelo y las características del vehículo, quedará bloqueada en la tarjeta de crédito, ya sea parcial o totalmente, hasta que el automóvil sea regresado.

Si el vehículo regresa sin daño alguno, entonces el dinero será regresado (si fue pagado en efectivo) o se desbloqueará. Ahora, si el automóvil ha recibido daños, entonces se descontará el importe del desperfecto, considerando el costo de su reparación, el cual puede ser la totalidad de la fianza.

Generalmente, la cantidad mínima que se establece como fianza, es de 1100 euros, pero en algunos casos puede ser incluso mayor.

¿Cómo alquilar un coche sin franquicia?

Aunque la franquicia es un salvavidas para la empresa, garantizando de alguna forma el cuidado de sus inmuebles, ciertamente resulta en una desventaja para el usuario, puesto que representa mucho dinero que bien puede utilizar para otros propósitos de su viaje. ¿Hay alguna forma de evadir este pago? La hay, ya que entre las tarifas existe la opción de alquiler sin franquicia.

Sin embargo, todo dependerá de las tarifas actuales que maneje cada empresa, ya que éstas suelen variar según el país en donde se ubique. Lo mejor es que investigues un poco al momento de hacer tu reserva online.

Alquiler de coches sin franquicia Ni fianza low cost
Alquiler de coches sin franquicia Ni fianza Low Cost

Ventajas de alquilar coches sin fianza

La ventaja más importante de contar con una tarifa de alquiler que no incluya la fianza, es no tener que verse en la necesidad de restringirse de una importante cantidad de dinero que bien se puede utilizar en el viaje en cuestión, para poder disfrutar de todo lo que tienes en mente y mucho más.

Puede Interesarte...   ¿Qué llevar en la maleta para un crucero por el Mediterráneo?

Además, el proceso de alquiler del coche es muchísimo más rápido y con menos papeleo, por lo que podrás invertir ese tiempo en cosas importantes para ti y tus acompañantes. Sin mencionar, que en caso de que ocurra algún accidente que perjudique el automóvil, la compañía te brindará un financiamiento cómodo en el que podrás hacerle frente a los gatos sin la presión de pagar grandes cantidades de dinero al momento.

De todas formas, consulta muy bien los detalles de las tarifas sin fianza para que conozcas tus responsabilidades y las de la empresa en caso de ocurrir un accidente.

Cuidados a tener en cuenta al alquilar un coche Rent A Car sin franquicia ni finanza

Como seguramente te has dado cuenta, el proceso para alquilar un coche tiene su lío, especialmente porque hay que estar muy pendiente de los detalles para no terminar pagando de más, y esto es igualmente importante cuando en tu contrato no tienes incluida la franquicia.

Primero que nada, el contrato, no te lo tomes a la ligera. Lee muy bien las clausulas y las letras pequeñas, ya que podrías estar accediendo a cumplir con pagos de los que no sabías nada. Recuerda que aunque tengas mucha prisa, hay cosas que deben hacerse con calma.

Observa muy bien el estado en que se te hace entrega el vehículo y verifica que cumpla con lo establecido por la agencia antes de firmar nada, ya que luego pueden existir detalles que estaban desde antes de ti, que luego te harán pagar injustamente.