Granos en la espalda de embarazada

Causas del Acné en la Espalda en el Embarazo en las Primeras Semanas

El acné es una condición que afecta la piel. Se conoce que las glándulas sebáceas se inflaman o se irritan produciendo granos, espinillas y otras lesiones visibles en zonas como el rostro, la espalda, el cuello y, en algunos casos, también en la espalda. Esta afección está tradicionalmente asociada con la adolescencia; sin embargo, se puede presentar en personas que no están pasando por esta etapa de su vida, por variedad de razones.

Algunas mujeres durante las primeras semanas de embarazo presentan brotes de acné que van desde simples a graves. Es importante conocer cuáles son las causas de estas apariciones y cómo se debe actuar en caso de padecerla durante esta importante etapa de la vida.

Cambios Hormonales durante las Primeras Semanas de Embarazo

Desde el mismo momento en el que una mujer queda en cinta, su cuerpo comienza modificarse. Los primeros cambios pueden ser a la vista imperceptibles; sin embargo, internamente son modificaciones bastante intensas. Apenas se inicia el proceso de gestación, las mujeres comienzan a producir gran cantidad de hormonas típicas de este proceso.

La progesterona y los estrógenos son dos de las hormonas que se comienzan a secretar en mayor cantidad desde el comienzo del embarazo. El estrógeno es una hormona que se secretan en mayor cantidad debido a la generación de la placenta y como efecto secundario, esta hormona puede producir mayor cantidad de grasa en el organismo.

El exceso de grasa en el organismo de las embarazadas, producto de los estrógenos, tiene un impacto en todas las mujeres, pero es desfavorable sobre todo en aquellas que tienen la piel grasa. Ante esto las glándulas sebáceas tienden a obstruirse, bloqueando los folículos pilosos y por ende a formar brotes desagradables de acné. Estos brotes se pueden dar en el rostro, en el cuello, en la espalda y también en los brazos.

¬ŅPorque es normal el acn√© en el embarazo?

Esto quiere decir que el acné durante las primeras semanas de embarazo es perfectamente normal, debido a los cambios hormonales. Sin embargo, esta condición puede afectar sustancialmente la estima de la mujer embarazada. El acné más los cambios hormonales por lo que está atravesando la futura madre son una mezcla bastante compleja que puede causar ansiedad y angustia.

Una excelente noticias para las mujeres embarazadas que están atravesando por este problema es que usualmente esta situación tiende a desaparecer de manera natural y espontánea, de la misma manera como se originó. Sin embargo, en el caso de algunas mujeres esta condición persiste o genera demasiadas molestias en el periodo en el que se presenta.

No es conveniente el uso de químicos para eliminar los brotes de acné durante la gestación, pero si existen algunas medidas que se pueden aplicar para tratar de manera bastante eficiente este problema.

Cómo tratar el Acné durante el Embarazo

Ciertamente que el acné es una condición bastante molesta; sin embargo, durante el embarazo hay que ser especialmente cuidadosa acerca de la manera como se trata esta afección. No es recomendable el uso de productos artificiales, pues no hay seguridad de cómo puedan afectar la gestación.

Así que para tratar adecuadamente el acné durante el embarazo, las medidas más apropiadas son las siguientes:

  • Lo primordial es mantener una dieta sana. Esto incluye dejar de consumir alimentos con alto contenido de grasa, beber suficiente agua, ingerir frutas y vegetales; tambi√©n ayuda el consumo de productos como las semillas de girasol, el t√© verde y el salm√≥n.
  • En la ma√Īana, al despertar, y en las noches, antes de dormir, lavar el √°rea afectada por el acn√© con un jab√≥n neutro apropiado para las pieles grasas. Es importante no secar la zona frotando, sino con golpecitos; de tal manera de no maltratar la piel.
  • No exponerse a altas temperaturas. Con el calor, las lesiones empeorar√°n, pues las gl√°ndulas seb√°ceas producir√°n mayor cantidad de sebo y seguir√°n obstruyendo los fol√≠culos. Por lo que es conveniente mantenerse fresca siempre.
  • No se debe extirpar las lesiones. Esto solo puede causar la extensi√≥n de la lesi√≥n o cicatrices indeseables. Lo mejor es no maltratar la zona afectada de manera deliberada.
  • Si se ha de utilizar alguna crema hidratante en la zona afectada, es importante constatar que no sea un producto grasoso. Esto podr√≠a empeorar en gran medida los brotes de espinillas.
  • No exponer demasiado la zona afectada al sol. En caso de exposici√≥n, es imprescindible el uso de bloqueadores, sin olvidar que este producto debe ser libre de aceites.
  • Una vez a la semana es prudente realizar una limpieza exfoliante en la zona afectada. Si el brote es en la espalda, se puede requerir la ayuda de alguien. Esta medida es importante, ya que al eliminar la piel muerta del √°rea, se podr√° recuperar el equilibrio de las gl√°ndulas seb√°ceas con mayor facilidad.
  • Evitar el estr√©s. El acn√© tiende a incrementar con el estr√©s, pues cuando estamos presionados producimos m√°s sudor y esto facilita la proliferaci√≥n de brotes de espinillas y lesiones similares. El embarazo en s√≠ ya puede ser estresante y la situaci√≥n de brotes de acn√© lo puede empeorar; pero lo mejor es mantenerse tranquila y comprender que es un proceso natural. Para esto funciona muy bien el descanso y el entretenimiento. Dejar de pensar demasiado es necesario para este tipo de situaciones.
  • En caso de brotes medios o severos, se recomienda el uso de gel de aloe vera. Este producto natural no tendr√° ning√ļn efecto nocivo en el embri√≥n y ayudar√° notablemente al restablecimiento del equilibrio de la piel, as√≠ como a la eliminaci√≥n completa de las lesiones ocasionadas por el acn√©.

Si se presenta acné en las primeras semanas de gestación, no hay nada que temer. Esto suele desaparecer fácilmente y con la aplicación de estos consejos, la piel estará mejor que nunca.

En caso de que los brotes no desaparezcan despu√©s de las 4 semanas, ni siquiera despu√©s de estas medidas; se recomienda consultar con el m√©dico tratante. Es importante tambi√©n, no hacer uso de ning√ļn tipo de producto sin la supervisi√≥n del especialista.