El embarazo y la ola de calor ¿cómo superarlo?

Tabla de contenidos

La ola de calor que ha afectado diversos países del mundo, ha causado daños importantes, tanto en la naturaleza como en la salud de las personas. Sin embargo, hay un sector de la población que es mucho más vulnerable a estos cambios climáticos extremos, y son las mujeres embarazadas. ¿Deberíamos preguntarnos como afecta el calor en el embarazo?

Una mujer que se encuentra en estado, es mucho más sensible a los cambios de temperatura y su cuerpo es más ineficiente para protegerse de ellos, ya que su energía está enfocada en la vida que está formando en su interior.

Es por eso que hoy queremos compartir algunos consejos para intentar superar la ola de calor en el embarazo.

¿Cómo le afecta el calor en el embarazo?

Son muchas las complicaciones que pueden llegar a presentarse durante el embarazo, tomando en cuenta que se trata de un proceso delicado en donde dos vidas pueden estar en riesgo. La temperatura interna de una mujer en gestación tiende a ser más alta de lo usual y a su cuerpo le es más difícil regularse como lo haría normalmente, así que el calor extremo puede afectarle con facilidad.

Estas son las consecuencias de exponerse a altas temperaturas en estado de gestación:

  • Problemas de circulación: El calor tiene un efecto sobre los vasos sanguíneos, haciendo que se dilaten, lo que tiene un efecto directo en la circulación y comienzan a aparecer los edemas, debido a la acumulación de líquidos.
  • Piel sensible: La piel durante la gestación se vuelve tan sensible, que la futura madre es propensa a padecer de melasma gestacional, unas manchas que aparecen generalmente en el rostro. Pero la piel sensible y el calor extremo son dos factores que en combinación pueden generar lesiones cutáneas como sarpullido, eccemas y erupciones.
  • Riesgo de deshidratación: Los procesos metabólicos naturales de un cuerpo en gestación requieren de un mayor consumo de agua, y al mismo tiempo la madre atraviesa procesos donde pierde fluidos con mayor frecuencia, como cuando sufre de vómitos y por medio de la orina. Todo esto unido al intenso calor, el cual produce sudoración excesiva, aumenta el riesgo de deshidratación.
  • Bajas de tensión: La tensión arterial de las mujeres embarazadas tiende a ser baja, sobretodo durante los primeros meses, debido a un aumento en el flujo sanguíneo. Produciendo los síntomas habituales como mareos, nauseas, debilidad, visión borrosa, etc. Estos síntomas tienden a empeorar ante la subida de la temperatura ambiental, produciendo pérdida del conocimiento.
Como afecta el calor en el embarazo al bebe
Como afecta el calor en el embarazo al bebe

Síntomas de importancia ante el calor extremo

Las mujeres embarazadas pueden presentar una variedad de síntomas que son normalmente asociados a su condición. No obstante, hay que prestarle atención a las señales que da el cuerpo durante las altas temperaturas, que pueden ser un indicio de golpe de calor, el cual puede llegar a tener consecuencias fatales.

Puede Interesarte...   Conoce la dieta por grupo sanguíneo

Los síntomas que indican peligro son los siguientes:

  • Orina escasa y oscura, señal de deshidratación
  • Sequedad en la boca, sed extrema
  • Piel seca, caliente y roja
  • Respiración acelerada
  • Pulso acelerado
  • Fuertes dolores de cabeza
  • Delirios
  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento

Primeros auxilios

Ante un posible golpe de calor, la mujer debe recibir atención médica inmediata, ya que su vida y la de su bebé están en peligro. Lo primero es ponerse en contacto con los número de emergencia para que una ambulancia vaya a buscarla lo más pronto posible.

Mientras la ayuda va en camino, es prudente hacer que la temperatura corporal baje de manera rápida, para ello lo más recomendable es echarle un baño con agua fría, o en su defecto, ponerla en contacto con compresas de hielo.

Hay que hacer énfasis en bajar la temperatura de la cabeza, para evitar que la sangre caliente suba y afecte al cerebro.

Sobrellevar el calor en el embarazo
Sobrellevar el calor en el embarazo

¿Cómo combatir el calor en estado?

Con algunos cuidados básicos es posible combatir el calor ambiental, especialmente las altas temperaturas que se han presentado en las últimas semanas. No obstante, para una mujer embarazada, dichos cuidados se tienes que tomar de manera rigurosa, de lo contrario puede verse afectada con mucha facilidad.

Mantenerse hidratada

El agua no puede faltar en casa, al menos se deben consumir dos litros de agua al día. También es importante agregar alimentos con un alto porcentaje de agua en la dieta, de preferencia frutas como la sandía, el melocotón, fresas, arándanos, naranjas o melón.

Algunos vegetales también aportan hidratación y son ideales para acompañar con los alimentos, como el pepino, la lechuga, la calabaza y el rábano.

Puede Interesarte...   Batidos de Proteínas Caseros con Frutas para ganar Masa Muscular rápidamente en Mujeres

Mantenerse en ambientes ventilados

No siempre es fácil escapar de las inclemencias del calor, pero es aconsejable mantenerse en estancias con gran circulación de aire, para al menos intentar refrescar un poco el lugar. Para ello es imprescindible abrir las ventanas, las puertas y encender los ventiladores de ser necesario, de preferencia durante las horas del medio día y la tarde.

Estar en movimiento constante

El sedentarismo no hace más que agravar los síntomas de calor y no favorece a la circulación de la sangre a través del cuerpo. Es por eso que se recomienda estar en movimiento para prevenir síntomas adversos.

Sin embargo, esto no quiere decir que una mujer embarazada deba estar esforzándose sin descanso, de hecho lo que se recomienda es que en vez de permanecer sentada, camine un poco por la habitación, sin exigirse demasiado para evitar la fatiga. Luego, al sentarse, que procure realizar movimientos con las piernas y los brazos regularmente con el mismo propósito.

Como afecta el calor en el embarazo por la noche
Como afecta el calor en el embarazo por la noche

Esto es lo que hay que evitar

Ya sabiendo lo que se debe hacer para combatir las altas temperaturas, ahora te diremos lo que debes evitar hacer.

  • Realizar ejercicios o actividades extenuantes: Además de la fatiga, el ejercicio en condiciones extremas de calor producirá sudoración excesiva y riesgo de deshidratación.
  • Exponerse directamente al sol: Si la temperatura ya es alta a la sombra, lo es mucho peor al sol, por lo que hay que evitar a toda costa exponerse directamente. Si es muy necesario salir a la calle, intenta siempre protegerte a la sombra de árboles y edificios. Utiliza accesorios que te protejan del sol, como sombreros o sombrillas. Acorta la exposición directa a breves instantes, incluso al estar protegida.

Mejores libros para embarazadas primerizas