¿Cómo aliviar la Contractura Muscular de Gemelos realizando Automasajes?

El músculo gastronecmio, mejor conocido como los gemelos, sufre habitualmente de desgaste o de lesiones. Esto se debe a que forma parte de la zona de apoyo más importante del organismo humano. 

Al estar mucho tiempo de pie, caminar largos trayectos, nadar, montar bicicleta, trotar, correr, levantar o trasladar peso y más, los gemelos cargan con gran parte de la inversión de energía y fuerza que se debe aplicar. Así, los gemelos resultan ser propensos a sufrir contracciones. 

Las contracciones en los gemelos suelen ser muy molestas, pues ante cualquier movimiento de desplazamiento del cuerpo se puede sentir el impacto del dolor y de la rigidez del músculo. Sin embargo, por la ubicación de este músculo, no resulta tan complicado aplicar métodos de tratamiento eficiente para superar la lesión de la zona. 

Tratamientos para aliviar las Contracturas en los Músculos de las Pantorrillas 

Gracias a que tenemos fácil acceso a la zona baja de las extremidades inferiores, es posible aplicar métodos eficientes para aliviar las contracturas sin requerir mucha ayuda, a menos que la lesión se resista a ceder por mucho tiempo. 

Algunos de los tratamientos más eficientes para aplicar a este tipo de lesiones son los siguientes: 

Cremas Antiinflamatorias

Ante los primeros síntomas de tensión y dolor muscular en los tobillos, las cremas antiinflamatorias son un método muy eficiente para disminuirlos. Las cremas se deben aplicar con un masaje muy suave, tratando de no lastimar el área. Al cabo de unos cuantos minutos, se sentirá el efecto del contenido en el área tratada; disminuyendo considerablemente el dolor.

Hay una gran variedad de cremas, geles y ungüentos de los cuales se pueden elegir, que contienen diversidad de ingredientes. Algunos de ellos son potentes antiinflamatorios como ibuprofeno y diclofenac. También cuenta con ingredientes naturales muy efectivos como: menta, árnica, eucalipto, entre otros.

Reposo

Es importante que el músculo no se esfuerce mientras se recupera de la contractura. El descanso es un factor fundamental para superar la lesión. Es necesario limitar la sobre carga y tratar de no forzar la movilidad de los gemelos.

Terapias de Temperatura

Mediante el uso de temperaturas altas o bajas es posible activar la circulación de la sangre en el área, lo que favorecerá la regeneración celular que permite que las sustancias nocivas producidas por la contractura en el músculo.

Para aliviar el dolor, las compresas de calor son bastante efectivas; también se puede hacer uso de bolsas de semillas, parches térmicos y mantas eléctricas. Además de causar un efecto analgésico, el calor relaja el músculo y beneficia la vasodilatación.

El frío también tiene un efecto analgésico y los resultados beneficiosos en el músculo perdurará, pues favorece la irrigación de la sangre. Resulta favorable para el músculo la aplicación de temperaturas contrarias de manera alternativa; se puede colocar 10 minutos de calor y 10 minutos de frío, tres veces cada uno, dos veces al día.

Infusiones Relajantes

Las contracturas son tensión en los músculos. La relajación general del organismo puede ayudar en gran medida a superar la lesión en el músculo. Las infusiones son de gran ayuda para relajar el cuerpo; algunos de los tés que pueden beneficiar son los siguientes: manzanilla, valeriana, tila, orégano, hierba Luisa,entre otras.

Buena Alimentación

Es sumamente importante que se ingieran los nutrientes necesarios para superar la contractura muscular. Se recomienda incluir en la dieta suficiente cantidad de proteínas y de agua, por lo menos 1 litro por cada 25 kilogramos de peso corporal.

Kinesiotape

Las cintas adhesivas de kinesiotape pueden ayudar en gran medida a crear un espacio microcelular que favorecen la irrigación sanguínea, lo que permite superar eficientemente la lesión. Este tipo de método puede resultar muy favorable para los gemelos.

Un Método muy Eficiente para descontracturar los Gemelos: Automasajes

Cuando se contractura un músculo, un gran tensión lo presiona; los masajes bruscos están contraindicados, pues solo lograrán empeorar la lesión. Sin embargo, un masaje realizado de la manera indicada puede llegar a ser un gran método para recuperar la salud en el área afectada.

Los gemelos con contracturas son músculos que se pueden beneficiar en gran medida con ciertos tipos de automasajes. Antes de comenzar a masajear el área, es importante escoger un aceite que ayude al deslizamiento y también beneficia aliviar el dolor en los músculos; algunos de los que se recomiendan son: lavanda, romero, eucalipto, naranja y sándalo.

Se pueden tomar en cuenta varios métodos eficientes para relajar los músculos de la pantorrilla:

Automasajes Con las Manos

Se debe colocar el aceite y con el pulgar, realizar círculos amplios en el sentido de las agujas del reloj presionando un poco; es necesario tener en cuenta que la maniobra no debe causar dolor, de eso dependerá la presión que se realice en el área. Este masaje debe durar 10 minutos por cada pantorrilla. Este tipo de técnica favorecerá la irrigación sanguínea y relajará el área.

Auto masajes Con Rodillos

Con un rodillo de superficie suave se puede realizar un excelente masaje de gemelos. Si no se tiene este tipo de rodillo, se puede utilizar un objeto cilíndrico envuelto en una toalla. De preferencia, se deben usar dos, para realizar los dos masajes a la vez.

Para realizarlo, depués de aplicar la esencia relajante, sel paciente se debe colocar en una superficie plana, ubicar los rodillos uno al lado del otro, posar la parte posterior de las pantorrillas en los rodillos y proceder. Se debe subir el cuerpo con las manos, luego impulsar el cuerpo para que los rodillos rueden por los gemelos; el peso del cuerpo genera la presión necesaria para masajear apropiadamente las pantorrilla.

Es importante destacar que esto no debe causar molestia, sino que debe ser un procedimiento relajante. Esta técnica de masaje se puede aplicar una vez al día de 2 a 4 días.

Este tipo de masaje tiene un impacto profundo en los tejidos del músculo; que favorece en gran medida a la distensión del mismo. Incluso, se puede utilizar este tipo de masaje para relajar el músculo, después de un fuerte entrenamiento de pantorrillas; de esta manera se evitará parte del dolor residual del ejercicio.