cremas antiestrías para el embarazo

3 Cremas Antiestrías Naturales para el Pecho que te darán resultados

Las estrías son lesiones que se producen en la piel debido a la fisura de las fibras de colágeno y elastina en la capa profunda de la piel, la dermis. Este ruptura es provocada usualmente por un aumento brusco del volumen en la zona afectada. Este tipo de imperfecciones pueden aparecer comúnmente en el busto de las mujeres debido a cambios en el volumen por embarazos, cambios hormonales u otros.

La aparición de estrías en el pecho generan gran inseguridad e inconformidad en las personas, provocando una disminución del autoestima. A pesar de las dificultades que pueden ocasionar las estrías, hay alternativas para intentar eliminarlas o reducirlas sustancialmente. Y de esta manera lograr mejorar la estética del cuerpo y conseguir la seguridad deseada.

Cremas Naturales para tratar las Estrías

Si bien es cierto que eliminar las estrías es un trabajo complicado, no es imposible. Con la ayuda de una profunda nutrición de la piel, es posible conseguir la regeneración de las fibras de colágeno y elastina que se han fisurado produciendo las estrías. Esto es posible mediante ciertas sustancias de gran provecho para el cuerpo, entre ellas: vitamina E, ácidos grasos, omega 3, vitamina C, vitamina B, antioxidantes, proteínas y omega 6.

El consumo de alimentos con estos nutrientes ayuda a mejorar la salud de la piel y el aspecto de las estrías que están en ella; sin embargo, la aplicación directa en la superficie afectada puede ser de mucha más ayuda para conseguir la textura deseada. Las estrías en el pecho con difíciles de tratar, pues la piel es más delicada en esta área; pero a través de estos nutrientes es posible.

Prepara tus propias cremas antiestrias naturales

Entre las cremas naturales que se pueden elaborar para tratar las estrías en el pecho, las siguientes son de gran ayuda:

Aguacate con Aceite de Rosa Mosqueta

Esta crema natural es altamente efectiva, pues cuenta con los nutrientes más importantes para la piel: vitamina A, vitamina E, proteínas y antioxidantes. Para prepararla se requieren de los siguientes ingredientes:

  • Medio aguacate maduro
  • Aceite de Rosa Mosqueta
  • Limón

La preparación es la siguiente:

  • Triturar el aguacate hasta obtener una pasta homogénea.
  • Colocarle a esta pasta de aguacate un poco de zumo de limón recién exprimido y mezclar.
  • Seguidamente, agregar unos 15 mililitros del aceite de rosa mosqueta.

Para la aplicación en la piel es importante tener el área limpia de impurezas. Se debe colocar en el pecho, realizando pequeños masajes en la zona para activar la circulación y por ende la absorción de los nutrientes de esta crema. Luego, se debe dejar actuar la crema durante 10 minutos. Finalmente, retirar la crema con agua tibia. Se debe realizar este tratamiento por lo menos dos veces a la semana de manera consecuente para poder ver los efectos en la piel.

A Base de Aloe Vera

El aloe vera, o sábila, es uno de los producto naturales más versátiles a los que se tiene acceso. Esta espiga contiene en su interior poderosos antioxidantes, vitamina E, vitamina A, vitamina E, vitamina C y mucho más. Este producto es ideal para tratar cualquier lesión u afección en la piel, incluyendo las estrías. Para el pecho, el aloe vera resulta ser ideal.

Los ingredientes para la elaboración de esta crema son los siguientes:

  • Dos espigas de aloe vera
  • Seis bolsitas de té de manzanilla
  • 80 gramos de harina de avena
  • Aceite de almendras

La preparación se realiza de la siguiente manera:

  • Hacer medio litro de té de manzanilla como se haría usualmente y dejar reposar.
  • Colocar el té de manzanilla tibio en la licuadora; agregar la pulpa de las espigas del aloe vera, 100 mililitros de aceite de almendras y 80 gramos de harina de avena.
  • Batir a una velocidad media hasta que adquiera una textura cremosa; si es necesario se le puede agregar un poco más de harina de avena para añadir espesor.
  • Se debe envasar en vidrio o plástico. Una vez que esté fría, guardarla en el refrigerador.

Esta crema se debe aplicar en porciones uniformes en la extensión de la piel del pecho afectada por las estrías, con pequeños masajes circulares. Colocar la crema dos veces al día, en la mañana y en la noche para mejores efectos. Al cabo de algunas semanas, se observarán cambios en la piel: reducción de las estrías, suavidad e hidratación profunda.

Con Aceites Esenciales

Los aceites esenciales le proveen a la piel una gran cantidad de nutrientes, ya que favorece la regeneración de las células y la hidratación. Esta crema de elaboración casera es sencilla y muy efectiva, además tiene un aroma agradable, más una gran cantidad de nutrientes de gran aprovechamiento para la piel.

Los ingredientes necesarios para esta crema son los siguientes:

  • 50 mililitros de aceite de almendras
  • 45 mililitros de aceite de coco
  • 60 mililitros de aceite de rosa mosqueta
  • 100 gramos de manteca de karité
  • Una cápsula de vitamina E

La preparación de esta crema se realiza de la siguiente manera:

  • Colocar la manteca de karité al fuego en baño María hasta que se derrita.
  • Integrar el resto de los ingredientes al fuego lento con una cuchara de madera.
  • Una vez que esté homogénea la mezcla, apartar del fuego y dejar reposar.
  • Vertir en un envase de vidrio y refrigerar.

La aplicación de este tratamiento se realiza de la siguiente manera:

  • Antes de aplicar la crema en la piel es recomendable tomar una ducha.
  • Aplicar la crema en el pecho con un pequeño masaje con movimientos circulares.
  • Dejar que la piel absorba el producto antes de colocar alguna vestimenta.
  • Se puede aplicar esta crema una vez al día.

Recomendaciones para Tratar las Estrías en el Pecho

Además de la aplicación de algunas de estas cremas, también resulta apropiado tener en cuenta las siguientes recomendaciones para estimular la regeneración de las fibras de colágeno y elastina en el pecho:

  • Usar vestimenta apropiada, que no sea demasiado ajustada al cuerpo.
  • Hidratarse adecuadamente todos los días, bebiendo por lo menos dos litros de agua diariamente.
  • Mantener una dieta balanceada con una buenas porciones de frutas y vegetales.
  • Ingerir porciones de frutos secos como: almendras, nueves y avellanas; tres veces por semana.