¿Cuánto dura el Mono del Tabaco y cuáles son los Síntomas?

El hábito de fumar se puede convertir en una adicción con facilidad. La nicotina que contienen los cigarrillos actúa sobre el organismo estimulando el sistema nervioso, lo que produce ciertos efectos agradables: disminución de la irritabilidad, aumento de la atención y mejorando la memoria. Sin embargo, estos efectos comparados con los daños que genera el tabaco en el organismo, son superfluos.

El cigarrillo afecta a los sistemas más importantes del cuerpo:

  • Digestivo
  • Nervioso
  • Cardíaco
  • Respiratorio

Las afecciones de salud son una de las razones más habituales por las que las personas que fuman de manera habitual intentan alejarse de esta adicción. Sin embargo, para lograrlo, el fumador debe pasar por un proceso que puede ser duro y muy incómodo, los síntomas de la abstinencia.

Principales Síntomas del Síndrome de Abstinencia del Cigarrillo

Mientras una persona fuma su cuerpo deja de producir ciertas sustancias, porque no las necesita; y produce otras como efecto de la nicotina. Esto provoca que el organismo se acostumbre al estado que produce la nitcotina y en el momento que está falta, se produce lo que muchos llaman mono y otros conocen como síndrome de abstinencia. 

Los síntomas que se presentan son los siguientes: 

Ansiedad 

Al suspender el consumo de cigarrillos, tanto psicológica como físicamente se sufre de una necesidad difícil de controlar. Esto puede ocasionar que la persona coma más o aumente las azucares en su dieta para disminuir un poco esta sensación. Así que es probable que suba de peso. 

Irritabilidad

Fumar en cierta medida produce relajación; al suspender el cigarrillo, este efecto se pierde y resulta complicado que la persona encuentre un método para ello. Sobre todo en momentos de crisis. Esto implica que el fumador se molestara con facilidad, se sentirá irático con facilidad, tendrá dificultades para sentirse cómodo emocionalmente. 

Dificultad para dormir

Es posible que debido a la irritabilidad y a la ansiedad, sea difícil encontrar la relajación necesaria para conciliar el sueño y descansar. Esto por supuesto que provoca un ciclo vicioso; ya que al no poder descansar, la ansiedad y la irritabilidad van en aumento. 

Asimismo, esto puede provocar trastornos de sueño, efectos sobre la calidad de vida, complicaciones personales y más. 

Inquietud 

El efecto de la nicotina sobre el sistema nervioso puede provocar que el organismo no esté en la capacidad de equilibrar ciertas sensaciones y eso provoca nerviosismo inexplicable. Esta inquietud no tiene fundamento en situaciones particulares, simplemente es provocado por la ausencia de capacidad por controlar ciertas sensaciones del cuerpo. 

Disminución de la Frecuencia Cardíaca

De alguna manera, el tabaco también es un estimulante. Así que al prescindir de este estímulo, el organismo no tiene mecanismos artificiales que lo animen y a la vez ha desaprendido a hacerlo. Así que el sistema cardíaco se ve en cierta medida suprimido.

¿En cuánto Tiempo se supera el Mono por el Tabaco?

La respuesta a esta pregunta es un poco compleja, pues puede depender de cada persona. Aunque hay ciertas experiencias que aseguran que el mono por el cigarillo se intensifica entre las primeras 24 y 48 horas de la última vez que fuma. A partir de este momento, el fumador empieza a experimentar fuertes síntomas de abstinencia.

Se estima que los síntomas comienzan a disminuir entre la segunda y la tercera semana. Aunque quienes han pasado por este proceso afirma que se mantienen ciertos síntomas durante 6 meses; cada experiencia es distinta, hay personas que puede experimentar el síndrome de abstinencia por menos o por más tiempo.

Así mismo, se debe considerar que los síntomas no son crónicos y que se sienten de manera intensa por algunos minutos. Con ciertas estrategias, la intensidad de los síntomas y su duración se pueden controlar en cierta medida.

Recomendaciones para Reducir los Síntomas de la Abstinencia del Cigarrillo

Cada 6 segundos muere una persona en el mundo, por afecciones relacionadas con el cigarillo. De hecho, el cigarrillo es la primera causa evitable de muerte en el mundo. Esta estadística es más que suficiente para que un fumador sienta el impulso necesario para abandonar por completo el hábito del cigarrillo.

El factor que mantiene al fumador apegado al cigarrillo o que le dificulta superar la adicción, son las sensaciones desagradables que siente al privarse del tabaco; es decir, el mono. Aunque ciertamente los síntomas del síndrome de abstinencia en el fumador pueden ser físicos, el factor mental resulta ser determinante.

Para poder disminuir las molestias que se producen debido al síndrome de abstinencia, se pueden tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Evitar las situaciones en las que se produzcan mayor ansiedad por fumar, por ejemplo: consumo de alcohol, consumo de café, situaciones de estrés, estar desocupado, entre otras.
  • Para la ansiedad, es recomendable buscar un sustituto del cigarrillo. Mantener la boca ocupada, es una buena opción: comer zanahorias, frutos secos, apio, caramelos, manzanas, goma de mascar, entre otras.
  • También los ejercicios de respiración son de excelente ayuda para controlar la ansiedad.
  • Se puede consultar a un especialista acerca de un tratamiento de reemplazo de nicotina: parches, medicamentos, gomas de mascar, entre otros. Esto en caso de que la ansiedad sea muy intensa y sea muy difícil de controlar.
  • Para contrarrestar la sensación de irritabilidad, las recomendaciones son las siguientes: realizar actividades físicas como correr, caminar, montar bicicleta, entre otros. También es muy útil practicar meditación o disciplinas como yoga.
  • Si tiene sensaciones de tristeza, lo ideal para combatirla es el apoyo emocional. Por lo que se recomienda hablar con una persona cercana acerca de lo que se siente, hacer planes sociales como ir al cine, ir a cenar, asistir a eventos, entre otros. En general, se recomienda hacer actividades que le resulten placenteras, sobre todo en compañía.
  • Es esencial que se reflexione acerca del proceso por el cual está pasando todo el organismo y también la mente y comprender que lo que se siente es transitorio. Sólo por momentos se sentirá que es casi incontrolable el deseo de fumar de nuevo; si se tiene una adecuada reflexión, se comprenderá que es sólo cuestión de momentos y que la crisis no durará demasiado.