Saltar al contenido

¿Cuánto dura una Operación de Reducción de Senos?

reduccion de pecho postoperatorio

Aunque sea poco conocido, la operación de reducción de senos es una de las cirugías estéticas más comunes en la actualidad. Y es que por lo menos el 15% de la población femenina de mundo sufre de una condición llamada hipertrofia mamaria. Esta condición se trata de un tamaño de busto desmedido en comparación con la contextura del cuerpo de la mujer.

Índice

    ¿Porque optar por una reducción de senos?

    Un busto demasiado prominente puede ocasionar serias dificultades en la vida de una mujer. Algunas de las situaciones que tiene que tolerar debido a esta condición son las siguientes:

    • Dolor: en las áreas en las que mayor dolor puede ocasionar el peso del voluminoso busto es en el cuello, los hombros, la espalda y también dolores de cabeza. Someter al organismo a esta carga excesiva de manera permanente causa este dolor y también inflamaciones en estas áreas.
    • Dermatitis: el contacto entre la parte baja de los senos con la parte superior del abdomen más el calor que se acumula en la zona tiende a irritar la piel. Esto causa mucha incomodidad, ardor y vergüenza.
    • Baja estima: las mujeres con esta condición tienden a sentirse continuamente observadas y se sienten incómodas con su figura. Esta situación tiene un impacto negativo en el autoestima de la mujer.
    • Limitaciones: debido a un busto tan voluminoso, estas mujeres no pueden participar en ciertas actividades deportivas y físicas.

    Todas estas resultan poderosas razones para solucionar esta complicación. Si bien es cierto que la reducción de senos se considera como un procedimiento estético; lo cierto es que tiene objetivos terapéutico. Pues una mujeres que se somete a este tipo de cirugía intenta conseguir alivio y en segundo plano se trata de algo estético.

    Que es La Mamoplastia de Reducción

    Esta cirugía consiste en la extirpación de tejido mamario, piel y grasa del busto de la mujeres; con el objetivo de disminuir sustancialmente el volumen de esta área. Además de la extracción de masa, esta cirugía prevé también modelar de la mejor manera la forma y la firmeza de los senos.

    El procedimiento de esta operación es más o menos estándar y consiste en lo siguiente:

    • Se realiza una incisión en el borde de la aureola, otra en el pliegue interior del seno y una última recta en el centro que conecta ambas incisiones curvas.
    • El cirujano extrae toda la masa que el especialista considere pertinente.
    • Se re-ubica el pezón y la aureola para que ocupe un lugar en el centro del seno.
    • Algunas veces se realiza liposucción.
    • Una vez que se ha moldeado el busto se sutura.

    Luego de este procedimiento, se tendrá que llevar a cabo un post-operatorio adecuado para obtener los resultados deseados; esto requiere de la colaboración y el compromiso real de la paciente.

    Duración de la Mamoplastia de Reducción

    La duración de esta cirugía de reducción del busto depende de la dificultad del caso o si surge alguna complicación. Sin embargo, el tiempo estimado que dura esta operación es entre 2 y 4 horas, aunque podría alcanzar las 5 horas. El especialista seguramente le informará a la paciente el tiempo que estima que durará su cirugía, teniendo en cuenta su condición particular, y le explicará el procedimiento que debe realizar.

    Para reducir el tiempo de la operación, es importante escoger a un especialista reconocido y de experiencia; además de realizar junto a él un plan concreto de lo que se desea conseguir con esta cirugía.

    Condiciones para someterse a una Cirugía de Reducción de Senos

    Para poder optar a la reducción de busto, hay ciertas condiciones que la paciente debe cumplir. La condición primordial es que tenga padecimientos producto del volumen de su busto; es decir: dolores, inflamación, irritación, impacto importante en la estima propia y limitaciones de movimiento.

    Además, existen otras condiciones que resultan importantes cumplir para poder llevar a cabo dicho procedimiento quirúrgico:

    • No padecer de diabetes, ni de ningún otro tipo de afección cardíaca que pueda poner en riesgo su vida durante la operación.
    • No fumar.
    • Tener un peso equilibrado, pues la obesidad además de provocar dificultades de salud durante la operación; puede ser un factor determinante en el tamaño del busto. Lo que quiere decir que al bajar o subir de peso podría afectarse los resultados de la cirugía.
    • No estar embarazada, ni tener planes de quedar en cinta en los próximos dos años. El embarazo puede afectar de manera drástica la transformación que se le realice a la dama en los senos.

    Proceso de la Operación de Reducción del Busto

    Si se cumplen con las pautas correspondientes para poder aplicar estar cirugía, hay que tomar consciencia de que esta operación es mucho más que un par de horas en el quirófano. Se trata de un proceso un poco extenso que se debe llevar a cabo con cuidado, sin desestimar la importancia de cada uno de los pasos que se deben realizar para conseguir los objetivos que se han planteado.

    Antes de la reducción de pechos

    El tiempo previo a la cirugía es importante y resulta trascendental. Este periodo se debe aprovecha para lo siguiente:

    • Seleccionar un cirujano especialista con una buena reputación.
    • Escuchar de manera atenta todas las recomendaciones del especialista.
    • Hablar de manera clara con el médico acerca de lo que siente, de lo que desea obtener con esta cirugía y cualquier duda que se le pueda presentar.
    • Ser sincera con el especialista referente a medicamentos, alergias, embarazos y cualquier otro dato que éste le solicite.
    • Llevar a cabo todos los análisis pre-operatorios indicados por el especialista.

    Después de la reducción de pechos

    Una vez que se haya realizado la operación, la travesía no acaba. De hecho, se comienza un proceso que determinará el éxito de la operación. La paciente debe comprometerse en su completa recuperación, teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones:

    • Seguir al pie de la letra todas las instrucciones del especialista. Esto incluye la ingesta de los medicamentos que se le prescriban, la limitación de las actividades y el uso de ciertas prendas.
    • Usar el sujetador post-operatorio una vez que las vendas han sido retiradas.
    • Guardar el reposo correspondiente, sin cargar peso o realizar actividades físicas que causen un impacto negativo en el busto.
    • Acudir al médico a cada una de las citas planteadas para realizar el seguimiento a la sanación y recuperación.