Leerse el tarot a uno mismo

¬ŅEcharte las Cartas del Tarot a uno Mismo para saber qu√© depara el Futuro?

Las barajas de tarot tienen un origen místico y lleno de diversidad. Una gran cantidad de sabiduría impregna a esta mancia. El poder de esta herramienta de acercamiento al mundo de lo espiritual y a lo místico no está en discusión. Los conocedores del tarot mantienen con firmeza que estas cartas son un instrumento perfecto para adentrarse en los misterios del universo y del propio ser.

Sin embargo, la mayoría de los tarotistas apuntan que para poder interpretar las  cartas del tarot de manera adecuada es necesario ser vidente y que el proceso para realizar una interpretación para sí mismo es mucho más complejo que para un tercero, debido a la dificultad de mantener una posición objetiva a partir de lo que se puede ver en la tirada.

Lo Primero que debes saber para la interpretación de las naipes del Tarot

Si a pesar de lo que muchos digan respecto a la imposibilidad de poder leer de manera eficientes las cartas para uno mismo, estás decidido a buscar en las cartas del tarot los respuestas que necesitas; entonces lo primero que debes hacer es tener la mejor de las disposiciones. Esto implica que debes estar consciente que la lectura y la interpretación del tarot no es algo que se aprende de manera inmediata, ni tampoco a mediano plazo; de hecho, muchos apuntan que es un camino largo que puede durar toda la vida. Es por ello que debes estar siempre abierto a los aprendizajes.

El primer conocimiento que se debe adquirir es acerca de la simbolog√≠a del tarot, qu√© significa cada carta, qu√© representaciones puede tener seg√ļn su contexto y su posici√≥n. Es necesario familiarizarse con las 78 cartas que componen este mazo.

Seguidamente, se debe tener clara cuál es la pregunta o cuáles son las preguntas que se le deben hacer al tarot. Es muy importante entrar en sintonía con las energías emanadas de estas preguntas; esto garantiza que haya el ambiente propicio para llevar a cabo la lectura del tarot. Entre más específica sea la pregunta, mucho mejor para encontrar una lectura pertinente.

Para conseguir agilidad y asertividad en la lectura, es importante practicar.

Una Carta al Día

Para desarrollar habilidades de lectura del tarot, es aconsejable practicar cada día. Un ejercicio recomendable es tomarse un momento al inicio del día, concentrarse y preguntarle al tarot qué depara el día que ha iniciado; se puede hacer uso sólo de los Arcanos Mayores para comenzar. Al principio puede ser difícil conseguir una interpretación acertada, pero al cabo de un tiempo, esta habilidad mejorará.

Por supuesto, para realizar este ejercicio es necesario que previamente, el consultante tenga conocimiento acerca de las representaciones que rigen la simbología de estas cartas. Para que el ejercicio sea más eficiente y enriquecedor, se recomienda que se escriba aquello que se interprete y al final del día verificar lo que ha ocurrido.

Lo que debes saber Antes de Tirar las Cartas

Incluso antes de escoger las cartas de la tirada, el proceso de lectura del tarot inicia. Algunos minutos antes de tener contacto directo con las cartas del tarot, se recomienda relajarse, poner en blanco la mente y tratar de deshacerse de toda clase de energías negativas.

Unos 5 o 7 minutos de meditación serán más que suficientes para crear el ambiente necesario para escoger las cartas adecuadas y conseguir una interpretación con la menor cantidad de influencias externas.

Como barajar para la Tirada de las Cartas

Previo a la tirada de las cartas, resulta importante barajar el mazo. Es importante que le permitas a tu intuición guiarte en este aspecto. Seguidamente, puedes colocar todas las cartas en fila sobre la mesa y dejar que tu intuición te guíe en relación a la selección de las cartas que debes hacer.

En cuanto al tipo de tirada, puedes escoger entre las siguientes:

La Tirada de la Cruz

Se llama de esta manera porque las cartas se ubican en forma de cruz, de la siguiente manera:

  • La primera baraja se coloca en la izquierda y representa lo que se tiene a favor en relaci√≥n a la circunstancia que se presenta para la consulta.
  • La segunda carta se coloca a la derecha y representa lo que est√° en contra de la situaci√≥n que se consulta. Se debe dejar espacio suficiente entre las cartas de la izquierda y la derecha para la siguiente carta que es la del medio.
  • La carta n√ļmero tres se coloca en el medio de las cartas previas, pero en la parte superior; para formar la cabeza de la cruz. Esta baraja contiene el significado de lo que est√° en la mente del consultante y las pistas para saber como aclarar la situaci√≥n que se presenta.
  • La cuarta carta se coloca en todo el centro de la cruz y representa con claridad cu√°l ser√° la resoluci√≥n de lo que se ha presentado como pregunta.
  • La quinta y √ļltima carta se coloca en la parte baja, terminando la forma de la cruz. En esta carta se encontrar√° la conclusi√≥n de la interpretaci√≥n.

La lectura se debe ir haciendo carta por carta, teniendo en cuenta qué representa la posición que esta baraja ha ocupado.

La Tirada de las Tres Cartas

Como su mismo nombre lo indica, para este tipo de tirada se tomarán en cuenta solo 3 cartas. Esta es otra de las formas más sencillas de interpretación del tarot, pues se realiza una lectura separada y tomando en cuenta lo que representa a cada posición.

Hay 4 m√©todos diferentes para la tirada de 3 cartas. √Čstas son las siguientes:

  • Primera carta a la izquierda, representando lo que est√° a favor. Segunda carta a la derecha, representando lo que est√° en contra y √ļltima carta en el centro, manifestando la resoluci√≥n.
  • Primera carta a la izquierda, manifestando el pasado; segunda carta en una posici√≥n central que implica lo que sucede en el presente y por √ļltimo la tercera carta que representa lo que depara el futuro.
  • Primera carta a la izquierda, representando al adversario; segunda carta a la derecha que representa al consultante y la tercera baraja en el medio, representando la resoluci√≥n.
  • Primera carta a la izquierda, que manifiesta la situaci√≥n actual; la segunda carta en el medio y la √ļltima a la derecha, ambas explicando las motivaciones.