exfoliantes para la cara grasa

5 Consejos útiles para preparar Exfoliantes Casero para la Cara con Acné

El acné es una de las afecciones de la piel más molestas. Se debe a la inflamación de las glándulas sebáceas que provocan la aparición de granos en zonas como el rostro y la espalda.

Todo lo que debes saber antes de preparar Exfoliante Casero para la Cara con Acné

Así mismo, se puede definir como una afección dermatológica que se caracteriza por la producción excesiva de grasa que se encapsula en las glándulas, debido a las células muertas en el área. Aunque esta afección de la piel es muy común, sobre todo en personas adolescentes o en la adultez temprana; todos quienes la padecen se sienten inseguros ante su aspecto físico. En en caso de que esta inflamación empeore, puede dejar lesiones moderadas y graves en la piel: manchas, cicatrices y más. Por estos motivos, es conveniente atacar el problema del acné de la manera más pertinente posible, antes de que se convierta en algo permanente en la piel.

¿Qué es un Exfoliante?

Se entiende por exfoliante un producto que tiene la capacidad para remover de la superficie de la piel la acumulación de las células muertas. Al eliminar estas células, de manera natural se estará estimulando la producción de células nuevas y por ende la renovación de la estructura misma de la piel. La exfoliación es un método muy eficiente para eliminar las impurezas que se acumulan en el rostro, provocando la aparición de granos y espinillas, características del acné.

Exfoliantes Caseros para eliminar el Acné del Rostro

Para conseguir un rostro libre de acné, la limpieza facial juega un papel determinante. Sin embargo, muchas veces asear la piel del rostro con jabón no resulta completamente efectivo, pues requiere de la eliminación de impurezas que están mucho más incrustadas en los poros de la piel. Por ello, los exfoliantes son muy efectivos para retirar las células muertas del rostro y favorecer la eliminación del acné.

Hay una gran cantidad de productos cosméticos comerciales con propiedades exfoliantes; sin embargo, es posible obtener los mismos beneficios o incluso mayores mediante productos hechos en casa. Algunas de las recetas más efectivas para ello son las siguientes:

Exfoliante de Café

El café no sólo es la bebida más tomada en todo el mundo, sino que tiene propiedades antioxidantes; por lo que le puede dar a la piel un aspecto mucho más joven y saludable. Además, por su constitución, tiene la capacidad de absorber la grasa del rostro. Para preparar este exfoliante casero sólo se necesitan los siguientes ingredientes:

  • Una cucharada de café molido
  • Una cucharada de miel

La preparación es muy simple, tan solo es necesario mezclar ambos productos hasta que se hayan compactado de completamente. Antes de aplicar este producto en el rostro, se recomienda asear apropiadamente la piel con un jabón antibacterial para el rostro. Seguidamente, se deberá aplicar en toda la extensión de la cara haciendo pequeños movimientos circulares que ayudarán a exfoliar la piel. Luego, esta mezcla se debe retirar con abundante agua a temperatura natural.

Se puede aplicar este tratamiento tres veces a la semana hasta haber eliminado completamente los brotes de acné del rostro.

Exfoliante de Avena

La avena tiene propiedades anti-inflamatorias, por lo cual es muy efectiva para tratar los problemas de acné en el rostro. Al mezclarla con las características astringentes del limón que ayudan a eliminar la grasa de la piel, se obtiene un exfolante muy efectivo. Los ingredientes que se necesitan para preparar este exfoliante casero son los siguientes:

  • Dos cucharadas de copos de avena
  • El zumo de medio limón
  • 250 mililitros de agua

Se debe hidratar la avena en el agua durante 15 minutos. Una vez que la avena ha suavizado se puede incluir el zumo del medio limón y mezclar has conseguir una mezcla homogénea. Esta preparación resultará en una pasta cremosa, que se debe aplicar en el rostro con movimientos circulares. Posteriormente, se debe retirar el producto con agua fría para conseguir mejores efecto. Es muy importante estar seguros de retirar completamente esta mezcla, pues al dejar residuos de limón en la piel, se pueden producir manchas.

Exfoliante de Limón y Azúcar

El limón es un astringente natural que ayuda en gran medida a eliminar el exceso de grasa en la piel. Así que es un ingrediente muy efectivo para la preparación de exfoliantes naturales que favorecen la eliminación del acné en el rostro. Así mismo, el azúcar, por su estructura, es uno de los ingredientes más utilizados para las recetas exfoliantes, ya que tiene la propiedad de eliminar de manera eficiente las células muertas. Estos dos ingredientes son los que componen esta preparación:

  • Dos cucharada de azúcar
  • El zumo de un limón
  • Miel

Todos estos ingredientes se mezclan hasta formar una pasta homogénea. Antes de colocar la pasta en el rostro, es necesario lavarlo con un jabón antibacterial para eliminar las impurezas. Luego, se aplica en el rostro con pequeños círculos en toda la extensión durante dos minutos. Seguidamente, es importante lavar el rostro muy bien para eliminar los rastros de esta preparación.

Exfoliante de Té Verde

El té verde tiene una gran cantidad de antioxidantes que favorecen la renovación de las células de la piel; por lo que es un ingrediente muy útil para combatir el acné en el rostro. Además, tiene la capacidad para estimular la apropiada cicatrización de heridas que pueden haber sido provocadas por el acné. Así, para preparar esta mezcla exfoliante, se necesitan los siguientes ingredientes:

  • Dos bolsas de té verde
  • 250 mililitros de agua
  • Una cucharada de azúcar
  • El zumo de medio limón

La preparación se realiza de la siguiente manera:

  • Hervir el agua y remojar las bolsas de té verde
  • Dejar reposar el té durante el tiempo necesario para que esté a una temperatura ambiente
  • Abrir las bolsas de té verde y reservar el contenido
  • Mezclar el azúcar, el zumo de limón y el contenido de la bolsa de té verde; y añadir dos cucharadas de té de verde.

Aplicar la mezcla exfoliante frotando con pequeños círculos en toda la extensión del rostro, durante aproximadamente cinco minutos. Luego, es necesario que se lave el rostro muy bien para que no queden rastros de la mezcla. Realizar este tratamiento tres veces a la semana para conseguir el efecto deseado.