Granitos Blancos en los Labios Genitales con Dolor y Picor

La piel de los genitales femeninos tiene características muy específicas y distintivas del resto del cuerpo. Es una zona con mayor elasticidad y bastante húmeda; está humedad favorece la proliferación de hongos, infecciones o irritaciones, antes ciertas situaciones como: uso de ropa interior sintética, uso de pantalones muy ajustados, falta de higiene, contacto con traje de baño húmedo por mucho tiempo, jabón intimo inadecuado según el tipo de ph, depilaciones, infecciones de transmisión sexual y otras.

Estas infecciones o irritaciones pueden provocar alteraciones significativas en la piel y generar granitos blancos en la zona vulvosa que causan dolor e intensa comezón en el área de los labios vaginales. Es importante estar atentas a los síntomas y causas para detectar cuál es la afección, para lograr tratarla de manera adecuada y eliminarla por completo.

¿Qué son los Granitos Blancos en la vulva que Duelen y pican?

Cuando aparecen lesiones cutáneas en la vulva, la mujer tiende a sentir una gran vergüenza. Sin embargo, es importante destacar que a muchas mujeres les sucede; incluso, todas las mujeres en algún momento de su vida sufren de algún tipo de afección genital que le causa dificultades.

Por la naturaleza del área vaginal, son diversas las posibilidades que deben evaluarse si se nota la aparición de puntos de color blanco que causan comezón y dolor. Algunas de las posibles afecciones son las siguientes:

Reacciones Alérgicas

Es posible que la aparición de granos en la región de la vulva sean ocasionados por una reacción alérgica por contacto. Esto se puede dar por toallas sanitarias, ropa interior de cierto material o alguna crema que se haya aplicado en el área. En este caso, se puede presentar molestias muy incómodas, como comezón y un dolor muy intenso; que en ocasiones provoca micción dolorosa e incluso dificultades para sentarse.

Para conseguir mejoría de esta afección, es indispensable que se elimine por completo el contacto que se tenga con el agente que provocó esta reacción y acudir con prontitud al ginecólogo para que indique el tratamiento más apropiado según la situación.

Foliculitis

Esta afección cutánea se produce en los labios superiores vaginales debido a rasuradas o depilaciones. Se produce cuando uno o más vellos no logran romper la epidermis y el folículo se inflama; por esta inflamación se produce un grano blanco que suele picar y doler bastante. Esta lesión podría empeorar y convertirse en quistes.

Para prevenir la foliculitis vulvar, es preciso mantener una higiene óptima, haciendo uso de jabones vaginales con ph neutro; no hacer uso de ropa ajustada, sobre todo justo después de la rasuración o depilación y antes de rasurar o depilar lavar muy bien el área y usar gel exfoliante en la zona.

Para tratar la foliculitis, es necesario hacer uso de cremas tópicas con propiedades antibacterianas y antifungicas. Sin embargo, si la lesión avanza será necesario el tratamiento con antibióticos.

Forúnculo

Se trata de la infección de un folículo piloso que se llena de pues, esto ocasiona muchas molestias. El picor y el dolor es habitual en este tipo de afecciones. Este tipo de lesión puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo, incluso en los labios vaginales. El forúnculo aparece por dificultades con el sistema inmune o por diabetes.

Para tratarlo, es necesario mantener el área con una higiene adecuada. No es conveniente intentar extirparlo, pues puede resultar en extremo doloroso; lo mejor es asistir a consulta con un dermatólogo.

Como tratamiento natural, se puede aplicar un poco de miel en el forúnculo en la noche y dejarla actual; lavar bien en la mañana. Este producto tiene propiedades antibacteriales.

Hidradenitis Supurativa

Es una enfermedad de carácter crónico que genera la aparición de diversidad de lesiones en la piel; entre ellas abscesos con aspecto de grano con un color blanco. Estas afecciones cutáneas pueden aparecer en cualquier lugar del cuerpo donde se encuentren mayor cantidad de glándulas sudoríparas, incluyendo en el área cercana a los labios de la vagina.

Para tratar este tipo de enfermedad, es necesario acudir con el médico especialista en dermatología, pues es el único facultado para indicar un tratamiento apropiado a la situación.

Molusco Contagioso

Esta afección en la piel es ocasionada por una bacteria que se encuentra en piscinas o jacuzzis que no tienen el mantenimiento adecuado. Las lesiones cutáneas que esta infección causa pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo; en los labios vaginales es común, por el contacto de esta zona con el traje de baño húmedo.

La infección causa granitos blancos con bastante comezón y dolor. Suele desaparecer de manera espontánea al paso de algunos días. Mientras tanto, es importante mantener una higiene óptima en la zona, no mantener relaciones sexuales pues puede contagiar a la pareja y es posible hacer uso de cremas para controlar los síntomas.

Quistes Bartholin

Existe lo que se conoce como glándula de Bartholin, que se encuentran en los costados de la vaginal; su función es colaborar con la lubricación de la vagina. Cuando esta glándula se obstruye, produce pequeñas bolitas; pero si el líquido en su interior se infecta produce pus, dolor y picor; a esto se le conoce como quistes Bartholin.

Estos quistes suelen desaparecer con facilidad, aunqne si luego de tres días de su aparición los granos continua y causan mayores molestias, es necesario asistir a consulta con el ginecólogo que debe asignar un tratamiento que resulte apropiado.

Herpes Genital

Es una enfermedad de transmisión sexual que produce granos blancos en los labios de la vagina, tanto externos como internos e incluso en el orificio vaginal; estas lesiones cutáneas producen picazón y dolor. Con el paso de los días, la personas contagiada tendrá fiebre y los granos se romperán causando mucho dolor.

En caso de herpes, la paciente debe acudir de manera inmediata a la consulta médica, que le indicará un tratamiento con antibióticos orales como aciclovir y crema con antibiótica. Para favorecer la mejoría de esta afección, es necesario mantener una higiene óptima, con el uso de jabones íntimos con ph balanceado.