7 Ideas útiles para bajar el consumo eléctrico en casa

Tabla de contenidos

La modernidad de los hogares sin duda alguna nos facilita enormemente la vida, pero también trae implicaciones económicas de las cuales no siempre somos conscientes, como es el caso del consumo eléctrico.

Si no tenemos cuidado, la cuenta de la luz puede hacernos perder mucho dinero debido al alto consumo eléctrico, además del impacto ambiental que un consumo desmedido tiene sobre el planeta. El objetivo es mantener el gasto del consumo energético en puntos tolerables tanto para ahorrar algunos billetes cada mes, como para cuidar el mundo que habitamos.

Es por eso que aquí vamos a contarte siete ideas útiles para bajar los niveles de consumo eléctrico en el hogar.

DIY CON MUY POCO DINERO hacemos 3 A...
DIY CON MUY POCO DINERO hacemos 3 Adornos Colgantes Navideños ⛄Hermosos para Navidad 2021

Ilumina tu hogar de manera eficiente

La iluminación es algo básico en cualquier hogar, ya que no podemos permanecer a oscuras solo para no gastar demasiado. Y es que no hay necesidad, ya que existen muchas alternativas para lograr iluminar una casa o departamento sin que esto implique un alto consumo eléctrico.

Lo primero que debe hacerse es procurar la entrada de luz natural durante el día, lo que no solo traerá armonía y felicidad a tu casa, sino que también eliminará cualquier gasto energético por iluminación durante al menos doce horas.

Para iluminar tu hogar durante la noche, es aconsejable utilizar luces led, o bombillas de luz blanca ahorrativas, que además de implicar un menor gasto, también iluminan de manera más eficiente.

Pendiente con tus electrodomésticos

Se considera que la mayor fuente de consumo eléctrico de una casa promedio viene de los electrodomésticos. Y es comprensible, tomando en cuenta la frecuencia con la que los utilizamos en casa.

Así que para intentar bajar los gastos de estos aparatos, lo más recomendable es utilizar aquellos que están diseñados para ser más eficientes energéticamente. Si no tienes ninguno de ellos en casa, puedes ir adquiriéndolos poco a poco y reemplazando aquellos que no cumplan con los requisitos.

Es cierto que esto puede implicar una inversión, pero obtendrás un ahorro a largo plazo.

También evita utilizar aquellos electrodomésticos que no sean realmente necesarios, especialmente durante las temporadas con más consumo del año, como invierno y verano.

Puede Interesarte...   Plantas que absorben la humedad ambiental en nuestro hogar

No olvides estar atento al estado de tus aparatos, ya que un mal funcionamiento puede hacer que se eleve el consumo eléctrico y se reduzca la vida útil del electrodoméstico. Por ejemplo, esto es algo que suele ocurrir con los refrigeradores, al tener algún problema con las gomas de las puertas, éstas permanecen abiertas, dejando salir el frío, aumentando el esfuerzo del motor, lo que a su vez dispara los niveles de consumo.

Sé consciente de la climatización del hogar

En el verano y en el invierno es cuando más gastamos en electricidad, para conseguir tener un clima apropiado y confortable dentro del hogar. Sin embargo, hay formas de reducir los gastos incluso en esas terribles temporadas.

Durante el invierno, es preferible colocar el termostato a 20 grados, lo que es una temperatura fresca donde podemos estar tranquilos en casa con apenas algo de abrigo. Esto te permitirá ahorrar en la calefacción del hogar.

Por otro lado, durante el verano, se hace lo mismo con el aire acondicionado, pero se coloca a una temperatura donde se pueda estar confortable con ropa ligera. Utilizar abanicos de techo o ventiladores también es una forma eficiente de reducir el calor. Aunque los ventiladores son igualmente electrodomésticos, sus niveles de consumo son mucho más reducidos con respecto a los aires acondicionados.

Una idea adicional que te ayudará a reducir el consumo de energía a largo plazo, es la de revisar la capacidad hermética de tu hogar. Es decir, es necesario revisar las ventanas y otros accesos hacia el exterior en busca de fisuras por donde pueda escaparse la temperatura y proceder a sellarlas. De esta manera tendrás bajo control el gasto energético y aprovecharás mejor el ambiente de tu casa.

Crea hábitos de consumo

Tal vez te pueda parecer algo molesto y fastidioso, pero si de verdad deseas comprometerte con ahorrar dinero en los gastos de electricidad, debes comenzar a tener hábitos de consumo eficiente.

Esto significa que debes apagar todas las luces de las habitaciones que no se estén utilizando, al igual que desconectar todo tipo de equipo electrónico, aunque se encuentre apagado, ya que de igual forma están consumiendo.

Debes hacer lo mismo cuando salgas de casa, desconectar y apagar. Sin juntas todo el consumo que produces durante las horas que estás trabajando, tendrás una cifra considerable al final de cada mes que podrías estar ahorrando.

También, si tu compañía eléctrica te ofrece horarios de consumo donde el costo varía, intenta realizar esas tareas que más consuman electricidad durante las horas de menor costo, las cuales suelen ser durante la noche.

Puede Interesarte...   Técnicas para eliminar la humedad por capilaridad

Utiliza cocina a gas

A pesar de que el gas tampoco es de los servicios más económicos, termina siéndolo cuando lo comparas con el alto consumo que tienen las cocinas eléctricas. Además, la cocina es de los electrodomésticos que más uso se le da en casa, por tanto, es necesario que funcione con el recurso menos costoso que esté disponible.

Si no está en tus posibilidades realizar el cambio de cocina eléctrica a la de gas, entonces debes cocinar de manera más eficiente para ahorrar energía. Una buena idea para eso es tapar los sartenes y las ollas al momento de cocinar, así el calor se concentra más rápido en el interior y la comida está lista en menos tiempo.

Utiliza cargas grandes de lavado

La lavadora también es de los electrodomésticos que más consume en el hogar, además que también contribuyen al gasto de agua, otro recurso valioso que debemos cuidar.

Para reducir su consumo, es ideal lavar siempre cargas grandes de ropa, así se necesitarán menos cargas para cumplir con las necesidades de lavado y se utilizará con menos frecuencia.

Revisa tus gastos mensuales

Realizar cada uno de estos pequeños pero importantes cambios pueden llegar a hacer la diferencia en el gasto mensual que representa el consumo de la electricidad. Para ver tu progreso y enterarte de cuáles son los meses donde realizas un mayor gasto, debes revisar mensualmente la facturación de tu servicio eléctrico.

Si tu progreso es lento, entonces debes aplicar estrategias más drásticas para conseguir mantenerte en los niveles de consumo adecuados. No está mal prescindir de ciertos equipos o dispositivos electrónicos, si no son realmente necesarios.

Si tu compañía de luz te da un informe detallado de consumo, podrás percatarte en dónde está el problema que debes solucionar con respecto a los gastos.

Recuerda que no se trata de dejar de disfrutar de las comodidades que la tecnología moderna nos ofrece para facilitarnos la vida, pero sí es hacer un uso más consciente de ella, tanto para ahorrar en costos como para el beneficio del medio ambiente.