Conquistar a una mujer madura

Cómo insinuarle a una mujer casada que le gustas

La atracción por una persona no está condicionada por nada; es una situación que no se puede controlar o modificar demasiado. Sucede incluso aunque pensemos que es incorrecto o que no es posible la reciprocidad. El gusto por una persona se puede dar por su físico, su manera de ser, por su voz, por una mirada, incluso por un solo detalle o por la sonrisa.

Sentimientos de atracción por una mujer de mas edad

Sentir atracción por una mujer casada puede resultar en cierta incertidumbre por no saber si esta sensación es compartida. Sobre todo porque no es recomendable ser explícito cuando se trata de acercarse a una mujer que está comprometida, pues puede dar muy malos resultados, un rechazo inminente es lo más común.

Para hacerle saber a una mujer casada que se siente atracción por ella, es necesario ser delicado, respetuoso y muy precavido. Para ello, será útil tomar en cuenta lo siguientes consejos:

Intentar mostrarte siempre amable y dispuesto

Cada vez que ella te vez has que note que tu ánimo cambia, que estás atento a lo que pueda querer o necesitar. Si trabajan juntos, son parte de un mismo grupo de amigos o coinciden en algún lugar, hazle entender que cuenta contigo. Cuando se acerque a ti, háblale con una sonrisa en el rostro y mirándola siempre a los ojos.

Sé tú el primero que se hacer algo por ella: servirle un trago, abrir su puerta, sacarlas las fotocopias; todo depende del lugar que compartan, ayudarla con las bolsas. Sin embargo, debes tener un equilibrio; no intentes ser demasiado cortés, atiende solo a sus peticiones y no crees circunstancias en las que se pueda incomodar.

Recuerda siempre buscar un Punto en Común

Trata de darte cuenta cuáles son sus intereses y cuál de ellos comparten; entonces, podrás acercarte a ella a través de este punto convergente de los dos. Pueden ser gustos particulares como música, películas, series, deportes, entre otros. Puedes hablar con ella acerca de esta temática, regalarle unas entradas, sugerirle una película o hacerle llegar algún detalle.

Esto te permitirá crear con ella un espacio de comunicación; ella notará que la escuchas y que te interesa.

Tener en cuenta las cosas que le importan

Debes estar muy atento a sus expresiones directas e indirectas, de tal manera de darte cuenta de las cosas que a ella le importan: cumpleaños, metas, reuniones, entrevistas, eventos especiales, entre otros.

Así cuando alguna de estas cosas esté por ocurrir podrás demostrarle que lo recuerdas. Pregúntale qué hará en su cumpleaños, ofrécete a ayudarla en algún evento que tenga pendientes, interésate por cómo le fue en una reunión o entrevista, hazle preguntas acerca de su familia si es posible con nombres.

A partir de esto, ella no tendrá dudas de que has estado escuchándola y que tienes un interés especial en ella. Además, sentirá que es importante para ti y esto la hará sentir alagada. Es importante encontrar un equilibrio, no puede parecer que estás acosándola, porque sentirá temor en vez de agrado. Así que no busques más información de la que ella misma manifiesta.

Ten detalles especiales con Ella

Este es un punto importante, porque es necesario que tengas detalles que no tienen otros con ella y que al mismo tiempo no le generen una alarma acerca de ti. Un ramo de rosas a su casa o lugar de trabajo no será lo indicado, como podría serlo con una mujer que esté libre de matrimonio. Es necesario ser mucho más sutil.

Ofrecerle una tasa de café por la mañana si comparten el mismo lugar de trabajo es una buena idea. Regalarle un libro alegando que te recordó a ella si son parte de un mismo grupo de amistades sería ideal. En caso de estudiar con ella o asistir al gimnasio juntos, podrías ofrecerle un chocolate, una goma de mascar o algo por el estilo.

Es importante que no lo vea como algo demasiado comprometedor, pero al mismo tiempo que se dé cuenta que no es algo que haces por todas las mujeres que están a tu alrededor. Además, no sólo lo material es un detalle importante, apóyala en las ideas que manifieste, bríndale tiempo y ríe de sus anécdotas.

Mantente siempre en contacto con ella

Con las nuevas tecnologías es muy sencillo mantenerse en contacto, y no siempre es necesario hablarle, tan sólo con que se dé cuenta que estás al tanto de sus actividades es prácticamente suficiente.

Trata de tener su número móvil y estar en sus redes sociales. Esto te ayudará a entrar en su radar. No dudes en darle me gusta a sus fotos y publicaciones. Comenta algunos de sus estados, si conversan aunque sea brevemente a partir de esos comentarios, resultará mucho mejor.

Deja rastros en sus redes sociales, pero no seas demasiado insistente. Todo se trata de un equilibrio. Siempre que tengas que saber algo del espacio que comparte, pregúntale a ella siempre primero. Es decir, no desperdicies ninguna oportunidad para llamarla o escribirle; pero no te molestes si no te contesta, eso podría resultar muy mal para ti.

No le digas explícitamente que te gusta, tampoco lo niegues

Haz todo lo posible por mantener tus sentimientos velados, no le digas de manera directa y espontánea que te sientes atraído por ella. Lo mejor que puedes hacer es despertar en ella la imaginación.

Es posible que algunas personas se den cuenta que te gusta y que lo comenten delante de ella; mantente sonriente, sin nervios y no lo manifiestes públicamente en ningún momento. No es necesario que lo niegues, sólo encuentra la manera de evadir las respuestas directas. Estas situaciones te favorecerán. En caso de que sientas que un tercero te acorrala frente a ella, manifiesta que es una persona comprometida y que de lo contrario no dudarías en acercarte.

Si es ella quien te pregunta directamente acerca de tus sentimientos e intenciones, tendrás que estar atento a su actitud. Si no estás seguro, dile que es una persona hermosa y que cualquier persona estaría encantada de tenerla cerca. Sólo puedes aceptarlo cuando notas en ella una actitud abierta, entonces podrás sincerarte.