¿Por qué tengo los Pechos Asimétricos luego de la Lactancia?

Al decidir tener un hijo o al darse por enterada que se ha concebido una vida, todas las mujeres saben que su cuerpo sufrirá gran variedad de cambios. Sin embargo, muchas veces no se comprende todo lo que ello implica hasta que sucede. Durante y después del embarazo los cambios en el cuerpo de la madre son muy diversos y no sólo se limitan al crecimiento del vientre por la gestación.

Los pechos son una parte del cuerpo de la mujer en el que se refleja el mayor impacto, pues no sólo inician su transformación en los primeros 3 meses de gestación, sino que son fuente primordial de alimentación del bebé. Lo que implica que estará a la disposición del bienestar del lactante durante un buen tiempo.

Los bebés suelen lactar entre 3 meses y 2 años, dependiendo del niño y de la madre. Los beneficios de la lactancia son muy diversos; sin embargo, es posible que tenga consecuencias en la estética de los senos de la madre posterior al tiempo de lactancia.

Diferencia en el Tamaño de los Senos

El cuerpo humano esta constituido por dos partes, que no son iguales. Todas las personas tiene un brazo más largo que otro, una pierna más larga que otra, un ojo más grande que el otros; por supuesto, un pecho más grande que el otro. Esto responde a un principio básico de anatomía, el cuerpo es menos simétrico de los que creemos.

Esta asimetría que presentan los senos puede hacerse más evidente después de la lactancia; pues los pechos sufren cambios importantes en su tamaño. Así mismo, resulta trascendental el impacto en el proceso de lactancia. La producción de leche materna es regulada por el cuerpo a través de una hormona llamada prolactina y una proteína llamada factor inhibidor de lactancia (FIL). El FIL envía el estímulo para que la prolactina, que produce la leche, se active o no. Esto sucede de manera independiente en cada seno.

Cuando un bebé prefiere beber leche de un pecho más que del otro, este seno tiende a llenarse más. Si esto se hace costumbre, la consecuencia es que un seno será más grande que el otro; incluso una vez que el periodo de lactancia haya culminado.

¿Qué hacer en Caso de tener Pechos Asimétricos después de lactar?

Primero que nada hay que tener cierta tranquilidad. Usualmente, este tipo de circunstancias no se transformar en un problema de salud; tan sólo es un inconveniente estético. Aunque es comprensible que la mujer sienta vergüenza o inseguridades provocadas por estar marcada asimetría en los senos.

Para evitar esta diferencia, lo mejor sería ofrecerle al bebé al momento de lactar el pecho que usualmente no toma. Al principio puede resultar complicado, pero con el tiempo se logrará y esto beneficiará la estética de los senos. Sin embargo, cuando ya se ha culminado el periodo de lactancia, las circunstancias cambian.

Las recomendaciones ante los senos asimétricos luego de haber lactado son las siguientes:

  • Asistir a una consulta con el especialista para realizar un diagnóstico acerca de la razón que hace un pecho más grande que el otro; esto con el fin de descartar cualquier anomalía.
  • En caso de que no exista ninguna dificultad de salud se debe consultar con el médico cuales son las opciones para corregir la asimetría.
  • Si la mujer no siente que esta asimetría la afecte física o psicológicamente, entonces lo mejor es continuar con su vida de manera normal.
  • Si la mujer siente que esta condición la afecta de alguna manera, entonces tendrá que considerar la cirugía estética.

La Corrección de la Asimetría en los Senos

En el caso de asimetría en los pechos, no existe ningún tratamiento o terapia que lo pueda corregir. La única alternativa que ofrece la medicina actual es la cirugía. Las intervenciones quirúrgicas para modificar el tamaño de los senos es muy común en nuestros días y una asimetría en esta área puede ser un factor motivador para considerarla.

Para realizar la cirugía que corrija el tamaño de los senos, la paciente debe reunirse con el médico cirujano. En conjunto, paciente y médico, deben decidir cuál es la mejor alternativa según las condiciones de los senos y las preferencias de la mujer.

Con el fin de obtener la simetría deseada, se puede decidir entre dos alternativas:

  • Reducción mamaria del seno más grande.
  • Agrandamiento de uno de los senos.
  • Reconstrucción de ambos senos.

La decisión de cuál de estas cirugías realizar es de la paciente, pero es necesario que escuche las recomendaciones del especialista. La mayoría de las mujeres prefiere agrandar el seno más pequeño; sin embargo, los especialistas aseguran que conseguir una mejor simetría es más posible al reducir uno de los senos.

La simetría absoluta es casi imposible, pero si es el objetivo se puede conseguir mejor mediante una reestructuración completa de ambos senos. Esto implica la colocación de implantes mamarios. De esta manera, alcanzar una estética adecuada para el busto es posible.

Recomendaciones para Evitar la Asimetría de los Senos luego de la Lactancia

Mientras se está en el proceso de la lactancia es posible disminuir las posibilidad de agrandar las diferencias del tamaño de los senos. Para ello, la futura madre puede tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Cuando se le da el pecho al lactante lo mejor es calcular el tiempo e intentar manejar tiempo similares en cada uno de los senos. Esto se podrá lograr con atención y práctica.
  • Si se nota un pecho más grande que el otro, se le deberá ofrecer al lactante más aquel pecho que tiene un tamaño menor.
  • Hacer uso de un soporte adecuado para los senos.
  • Mantener una alimentación balanceada, con un consumo de agua adecuado.
  • Se puede hacer uso del tiraleche para extraer leche en caso de que el lactante desprecie uno de los senos o no suela tomar la misma cantidad de tiempo de los dos.
  • Asear de manera cuidadosa cada uno de los senos antes y después de la lactancia,pues mantener la salud de ambos es necesario para que la producción de leche en ambos sea igualitaria.