Cuidado e incubación de los huevos fértiles

Cómo regular la humedad relativa en una incubadora

0
(0)

Incubar huevos es un arte que requiere bastante pr√°ctica, paciencia y conocimientos.¬† Estos √ļltimos decidir√°n sobre el correcto nacimiento de los pichones; y la humedad es uno de esos par√°metros de los cuales deben tenerse conocimientos suficientes para su correcta implementaci√≥n y uso durante el per√≠odo de incubaci√≥n.

La humedad en la incubación

Existen varios factores que implican un adecuado proceso de incubación, como lo es la humedad. En un entorno natural, habría determinada cantidad de éste, propia del cuerpo materno; por esto,  su presencia en la incubadora es completamente necesaria e imprescindible para el desarrollo adecuado de los embriones.

De la mano con la temperatura

En el proceso de incubación, la humedad, al igual que la temperatura,  debe permanecer constante y a los niveles propicios para la formación y crecimiento de los pichones dentro del huevo. De la misma forma,  ambos parámetros no deben afectarse mutuamente, por lo que los dos deben regularse para mantenerse en los valores adecuados correspondientes.

Importancia de la humedad

La humedad permite que la estructura interna del huevo, compuesta en su mayor√≠a de l√≠quido, permanezca en √≥ptimas condiciones; pues¬† un entorno muy seco provocar√≠a su evaporaci√≥n eventual. Esto se traduce en la p√©rdida de peso que ocurre en los √ļltimos d√≠as de la incubaci√≥n,¬† siendo √©sta mayor si se carece de humedad.

Humedad ideal para distintas especies

Los niveles de humedad varían dependiendo de la especie a la cual pertenecen los huevos incubados, entre los cuales hallamos:

Avestruz: 47-52% en la incubación; 62% en la eclosión.

Codorniz Bobwhite: 38-43% en la incubación; 56-62% en la eclosión.

Codorniz: 38-43% en la incubación; 56-62% en la eclosión.

Estarna: 38-43% en la incubación; 56-62% en la eclosión.

Faisán: 38-43% en la incubación; 56-62% en la eclosión.

Gallina Broiler: 52% en la incubación; 62% en la eclosión.

Gallina de Guinea: 38-43% en la incubación; 62% en la eclosión.

Gallina Layer: 47% en la incubación; 62% en la eclosión.

Ganso: 25-30% en la incubación; 38-43% en la eclosión.

Lori: 50% en la incubación; 60% en la eclosión.

Loro: 40-50% en la incubación; 80% en la eclosión.

Ninfa: 55-60% en la incubación; 65% en la eclosión.

Paloma: 38-43% en la incubación; 62% en la eclosión.

Pato: 25-30% en la incubación; 38-43% en la eclosión.

Pato Muscovy: 25-30% en la incubación; 38-43% en la eclosión.

Pato Pekino: 25-30% en la incubación; 38-43% en la eclosión.

Pavo: 38-43% en la incubación; 62% en la eclosión.

Perdiz: 30-38% en la incubación; 43-47% en la eclosión.

Perdiz Chukar: 30-38% en la incubación; 43-47% en la eclosión.

Pollo: 38-43% en la incubación; 63% en la eclosión.

Urogallo: 35-43% en la incubación; 62% en la eclosión.

Efectos del exceso de humedad

No s√≥lo la falta de humedad puede provocar da√Īos al embri√≥n, sino tambi√©n el exceso de la misma.¬† Mucha humedad puede provocar poca p√©rdida de peso en el huevo; es decir, poca reducci√≥n del l√≠quido dentro del mismo,¬† ocasion√°ndole problemas natales al pich√≥n, como crecimiento excesivo de algunas partes del cuerpo.

Regulación de la humedad en una incubadora

En vista de todo lo anterior mencionado, debemos procurar los niveles adecuados de humedad. Para ello, hacer uso de los instrumentos m√°s aptos y seguir el procedimiento correcto es de vital importancia.

Instrumentos adecuados

El higrómetro

Este instrumento se encarga de medir la humedad en el entorno, expresada en tanto porciento. Algunos modelos arrojan parámetros con los cuales calcularla aritméticamente, mientras que otros ofrecen el valor directamente.

Algunos tipos de higrómetro son:

  • Digital: hace uso de medidores que detectan cambios en otros par√°metros, como pueden ser la temperatura, presi√≥n, masa o electricidad para realizar el c√°lculo de la humedad, mostrada en la pantalla del mismo. Es uno de los m√°s precisos.
  • Anal√≥gico: el m√°s famoso es el de bombilla mojada y pabilo de algod√≥n, el cual realiza una comparaci√≥n entre el agua dentro de la bombilla y el estado de humedad del pabilo. Se le considera de alta precisi√≥n.
  • Psicr√≥metro: es un tipo de higr√≥metrh√ļmedo realiza la medici√≥n al comparar las temperaturas de un bulbo seco y otro h√ļmedo.

El humidificador

Los humidificadores convierten el agua en su interior en vapor o rocío, esparciéndolo en el ambiente para aumentar la humedad del mismo. Entre ellos tenemos:

  • Ultras√≥nicos: hacen uso de vibraciones de alta frecuencia para realizar un efecto de nebulizaci√≥n en el agua, por lo cual √©sta emana fr√≠a. Son de bajo consumo energ√©tico.
  • De electrodos: el vapor es generado por la ebullici√≥n del agua, generada a ra√≠z de una corriente el√©ctrica que pasa a trav√©s del agua. Son de alto consumo energ√©tico y el vapor emanado est√° a muy elevadas temperaturas.
  • Plato de evaporaci√≥n: a pesar de que no es un humidificador propiamente dicho, es un m√©todo bastante utilizado para las incubadoras. Se trata de la colocaci√≥n de un peque√Īo plato o taz√≥n, poco hondo, con alrededor de 2/3 de su volumen en agua. La temperatura en el interior de la incubadora se encargar√° de evaporarla, sustentando la humedad.

Procedimiento

  1. Preparar el higrómetro para su utilización. Usualmente, agregando agua a uno de los bulbos.
  2. Colocar en el interior de la incubadora el humidificador a utilizar, junto al higrómetro; así como una esponja.
  3. Pesar todos los huevos de manera cuidadosa, evitando movimientos bruscos. Acto seguido, calcular el promedio entre todos los pesos.
  4. Deberemos procurar que la lectura del hidr√≥grafo sea adecuada para el nivel de humedad necesario seg√ļn la especie, para lo cual habremos de calcular la p√©rdida de peso cada pocos d√≠as. Si √©sta es inferior al 13%, hay falta de humedad; y si es superior al 18%, hay exceso. En cualquier caso, hay que regular el humidificador para que libere mayor o menor humedad.
  5. Procurar ventilación en la incubadora, ya sea mediante la apertura de la puerta o ventanillas disponibles o la realización de agujeros en la estructura.
  6. Cambiar el agua en los humidificadores periódicamente. Si es necesario, hacerlo varias veces por día.
  7. Una vez llegue el día dieciocho de la incubación, elevar los niveles de humedad mediante la anexión de más agua (otro plato o una configuración elevada del higrómetro) y la subida ligera de la temperatura.
  8. Pasado el día veintiuno, reducir la humedad un 60% de lo que se tenía los días previos.

Algunos consejos extra

  1. En caso de reducción de la temperatura, introducir el agua ligeramente caliente.
  2. Voltear los huevos periódicamente, para que puedan recibir humedad en toda su superficie.
  3. En caso de carencia de electricidad, introducir el agua previamente hervida.

¬ŅDe cu√°nta utilidad te ha parecido este contenido?

¬°Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.