Consulta El Tarot Telefónico y Fiable

¿Son Verídicas las Predicciones Amorosas de las Cartas?

Las predicciones de las cartas no cuentan con el respaldo de la lógica y los partidarios acérrimos de la razón. Como ocurre con la idea de que la videncia existe y es capaz de predecir con bastante exactitud el futuro. Sin embargo, hay muchas personas que aseguran que han podido encontrar en una consulta esotérica con cartas como el tarot, información sorprendente y que le ha sido de gran ayuda para mejorar sus vidas,

El amor suele ser una de los temas más comunes en las consultas esotéricas con cartas. Seguramente esto tiene que ver con lo complicadas que son las relaciones y con lo necesario que es el amor en la vida de todos. Preguntas como: “¿mi pareja me es infiel?”, “¿encontraré algún día el amor de mi vida?” o “¿mi ex-pareja aún piensa en mi?”; son frecuentes.

¿Son reales las Predicciones mediante Cartas?

Dar una respuesta categórica a esta pregunta resulta bastante complicado. Lo cierto es que no hay manera de demostrar a través de un método científico o razonable que las predicciones de las cartas o de la videncia. Estos asuntos escapan del razonamiento tal y como la mayoría lo conoce, Sin embargo, decir que no funcionan, sería también ignorar la gran cantidad de testimonios que afirman que han encontrado en este tipo de consultas una luz para sus vidas.

Los especialistas en tarot y esoterismo apuntan que estas mancias funcionan gracias al principio de la sincronicidad. Este principio propone que todos y cada uno de los hechos que ocurren en el universo tienen un motivo; nada sucede por casualidad. Esto quiere decir que este principio trabaja mediante la causalidad.

‎¿Entonces es el tarot fiable? · ‎Videntes fiables

De esta manera, se afirma que en ocasión de una consulta de tarot u otro tipo de cartas, la carta o las cartas que integran la tirada son las que el consultante estaba necesitando en ese preciso tiempo y lugar; pues todo es parte de una causalidad. Las probabilidades de que esa misma tirada se repita son verdaderamente mínimas; por lo que al tener una ocurrencia, se tiene por cierto que constituye lo que el consultante requiere.

A través de este razonamiento, se puede decir que todo depende de la perspectiva con la que se mire las cartas. Si la duda acerca de la veracidad de este método viene dada porque se necesita la ayuda de algo más allá de lo científicamente aceptable, la recomendación es acercarse a esta herramienta con confianza, aunque con ciertas reservas.

Así mismo, es fundamental que al solicitar una consulta de tarot, se tenga la certeza de estar en las manos de una persona de confianza y profesional de reconocida reputación en el área.

¿Las Cartas pueden ayudar a resolver Dificultades Amorosas?

Quienes defienden la utilidad del tarot afirman que es posible encontrar en el tarot respuestas y claridad que permitirá solucionar una gran cantidad de problemas. La información que se consigue en una consulta de tarot puede traer claridad al consultante para poder tomar decisiones importantes en su vida amorosa.

Existen algunos naipes del mazo de las cartas que refieren de manera directa al tema amoroso. En el caso del tarot, algunas de ellas son las siguientes:

  • Los Enamorados o Los Amantes: es una carta que anuncia una unión o matrimonio, en general habla de amor. Sin embargo, según las cartas que lo acompañen en la tirada completa puede significar complicaciones para tomar decisiones importantes en cualquier aspecto de la vida.
  • El Carro: este arcano mayor anuncia el inicio de un viaje; sin embargo, en conjunto con otras cartas puede significar el inicio de una relación amorosa bastante seria y llena de aventuras.
  • El Sumo Sacerdote: representa un cambio en la vida amorosa hacia una relación más estable. Puede significar matrimonio o un nuevo nivel en la relación.
  • La Muerte: esta carta representa el final de un proceso en la vida; en el contexto de una consulta de tarot acerca del amor representa la llegada del final de una relación.
  • La Templanza: este arcano mayor representa la llega de la estabilidad en una relación llena de turbulencias. Indica que el futuro se puede ver con optimismo.

La interpretación de estas cartas y del resto de las que componen a este mazo dependen completamente de la visión del profesional del tarot.

¿Cómo tener una Consulta de Cartas Verídica y Confiable?

Para una consulta de tarot con una alta fiabilidad, lo ideal es ubicar a un tarotista recomendado; bien sea por alguna persona de confianza o que su reputación sea excelente debido a la gran cantidad de opiniones de las personas que han tenido contacto con esta persona.

Así mismo, es fundamental tener presente que la persona que realice la consulta sea un vidente natural con una capacidad intuitiva idónea para comprender los mensajes del tarot. Algunas de las características de los mejores profesionales del tarot son las siguientes:

  • Transmiten una energía de confianza que se puede percibir con facilidad.
  • No realiza demasiadas preguntas durante la consulta, sino que al contrario responde las preguntas del consultante.
  • Las predicciones que enuncia no son generales sino que son más bien concretas y no pueden ser aplicadas a situaciones generales.
  • No intentan alargar la consulta.
  • Hablan de manera directa y con honestidad.
  • Procuran que el consultante se sienta cómodo durante cada momento de la consulta.

Así mismo, la confiabilidad de las predicciones amorosas depende de algunos aspectos importantes: el profesional que las hace y la disposición del consultante. Si bien es cierto que el tarotista debe estar al nivel; también es importante resaltar que el consultante debe tener la mejor de las disposiciones para escuchar y dejar que el tarotista se acerque.

Esto se debe a que es necesario que las energías de ambas personas entren en contacto y de esta manera, el vidente y especialista en las cartas del tarot tiene más posibilidades de encontrar las predicciones más acertadas acerca del amor o de cualquier otro aspecto de la vida.

Lo más recomendable, es encontrar una respuesta propia a la duda que surge a partir de la veracidad de este tipo de prácticas; siempre con cuidado, objetividad y reservas necesarias.