11 Consejos que te ayudarán a superar con éxito una entrevista laboral

Ya sabemos lo intimidante que puede llegar a ser una entrevista laboral, en especial si está en juego el trabajo de tus sueños. Muchas cosas pueden salir mal y la mayoría por falta de preparación. No te confíes, puedes conseguir el trabajo que quieras con la actitud correcta y siguiendo algunos pocos consejos.

¿Cómo superar con éxito una entrevista laboral?

¿Quieres conocer cuáles son los consejos fundamentales que te ayudaran a superar una entrevista laboral? Entonces lee hasta el final para conocerlos, te garantizamos que tendrás una entrevista exitosa.

Aprender a pasar una entrevista laboral
Aprender a pasar una entrevista laboral

Analiza tu hoja de vida

Sabemos que conoces tu hoja de vida perfectamente, ya que has sido tú quien la ha elaborado con tus experiencias. Sin embargo, no está de más que realices un repaso de esa trayectoria académica y laboral, para tener las ideas mucho más frescas en tu cabeza al momento de la entrevista.

3 preguntas prohibidas ¡nunca las ...
3 preguntas prohibidas ¡nunca las hagas a tu pareja!

No solo te concentres en la experiencia, también analiza cuáles son tus fortalezas y debilidades, intentado dar con una justificación a cada una de ellas, ¿Por qué? Es probable que en la entrevista pidan tu punto de vista acerca de eso y no hay peor cosa que quedarse mucho tiempo pensando para finalmente dar con una respuesta a medias.

Investiga todo lo que puedas de la empresa

Es de suponer que si aspiras a formar parte de una empresa, lo mínimo que debes hacer es informarte un poco sobre ella. Es probable que durante una entrevista de trabajo no vayan a cuestionarte acerca de tus conocimientos sobre ellos, pero se analizará tu perfil como un prospecto que debe encajar con los valores, principios y objetivos de la empresa. La pregunta es, ¿encajas en ese perfil? Precisamente de eso se trata, de conocer si realmente perteneces a ese lugar, si te ves trabajando ahí y si crees que será una experiencia de provecho.

Esto te dará mucha más seguridad y criterio al momento de responder las preguntas a lo largo de la entrevista.

Ten buena presencia

Tal vez se trata de un consejo muy evidente, pero vamos, no queremos dejar nada por fuera. La presencia es una de las primeras cosas que te evaluarán durante una entrevista, así que es fundamental. No importa si el cargo al que aspiras no es ejecutivo, tu vestimenta tiene que hacerte resaltar.

No estamos diciendo que sea necesario ir en saco y corbata (aunque dependerá mucho de la empresa y el cargo a aspirar) pero es posible vestir con presencia sin ser demasiado ostentoso con lo que se utiliza.

Puede Interesarte...   Relaciones de Pareja con un Compañero de Trabajo Casado

La pulcritud en cada aspecto de tu persona es fundamental, arréglate el cabello, limpia bien tus uñas, lleva zapatos limpios, evita la ropa con agujeros y utiliza un perfume sutil y agradable.

Llega puntual a la entrevista

Vale, lo sabemos, otro consejo evidente. Pero te sorprendería saber cuántas personas llegan tarde a una entrevista de trabajo, no por ser incumplidos, sino por alguna complicación en el trayecto. Y ese es el punto que queremos tocar. ¿Tienes cita a las ocho de la mañana? Llega entonces a las siete y media como muy tarde.

No importa si debes esperar un poco a que sea tu turno, pero habrás garantizado llegar a tiempo a tu importante entrevista. Además, recursos humanos sabrá que has llegado antes de la hora y es posible que tomen eso en cuenta para considerarte para el puesto.

Como pasar la entrevista laboral psicológica
Como pasar la entrevista laboral psicológica

Saluda con energía y seguridad

Es cierto que desde el momento en que nos hacen entrar a la oficina y vemos a la persona que va a dirigir la entrevista comenzamos a ponernos nerviosos, pero ese no debe ser un motivo para seguir adelante con el objetivo de conseguir el empleo.

Entra a la oficina con energía, deja los nervios afuera. Saluda al entrevistador con un breve pero seguro apretón de manos y procede a tomar asiento con una postura erguida y siempre mirando al frente.

No te adelantes a las preguntas

Llegó el momento de la entrevista y ahora te toca contestar algunas preguntas, y aunque tengas muchas ganas de dar la mejor impresión y que la empresa sepa todo de lo que eres capaz, evita responder más de lo que establece la pregunta, ya que eso puede hacerte parecer ansioso y tal vez llegue a ser mal visto por el entrevistador.

Responde todo lo que sea necesario sin excederte en tu respuesta, deja que la otra persona sea quien lleve las riendas de la entrevista.

Responde con claridad y seguridad

Nuevamente te recordamos que los nervios se queden afuera de esa oficina, no pienses que vas a decir algo equivocado o que vas a olvidar las respuestas. Intenta hablar con voz clara, no demasiado alta, lo suficiente como para que se escuche sin ser molesta. Procura modular cada palabra para que se entienda lo que estás diciendo. Te servirá de mucho practicar en casa frente al espejo un día antes de la entrevista.

Evita en la medida de lo posible los titubeos, ya que eso te hará ver como una persona insegura. Recuerda que la entrevista habla de ti y nadie mejor que tú conoce sobre ese tema.

Puede Interesarte...   Cómo insinuarle a una mujer casada que le gustas

Evita exagerar en tus respuestas

La meta de toda entrevista de trabajo es conseguir el empleo, y es posible que la competencia esté más preparada o tenga más experiencia, pero ese no es motivo para exagerar en las respuestas sobre tu hoja de vida.

En otras palabras, evita mentir. No importa qué tanto intentes embellecer tu currículo, si tus habilidades y conocimientos no son reales, serás delatado por ti mismo en poco tiempo. La clave en tu entrevista laboral es ser honesto pero asertivo.

Aprender a pasar una entrevista laboral
Aprender a pasar una entrevista laboral

Habla siempre en positivo

Este punto tiene que ver con lo que mencionamos anteriormente. Sí, debes ser honesto en tus respuestas, incluso al momento de reconocer tus debilidades ante el entrevistador. Pero esto no significa que debas tener un lenguaje negativo.

Con lenguaje negativo no nos referimos a groserías o malas palabras, nos referimos al enfoque con el que expresas tus ideas.

No es lo mismo decir: “Debo mejorar mis habilidades sociales, ya que es lo que más se me dificultó en mi último empleo”… que decir: “A mí se me da muy mal tratar con los clientes”.

A pesar de que ambas expresiones indican la misma idea, una fue dicha desde la intención de mejorar y la otra desde el reconocimiento de sus debilidades como algo que no va a cambiar.

Haz preguntas sobre la empresa

Hacer preguntas durante una entrevista puede llegar a ser una arma de doble filo, ya que puede interpretarse como algo positivo o llegar a ser molesto e interferir con el ritmo de la entrevista.

Lo más indicado es que si el entrevistador te da la oportunidad de hacer alguna pregunta, la hagas, pero solo en ese momento, no antes ni después.

¿Qué puedes preguntar? Evita la terrible cuestión de la paga, porque eso da muy mala impresión. Puedes preguntar sobre el entorno laboral, las políticas de la empresa y cualquier otra cosa que se relacione a tu posible puesto de trabajo.

Despídete con cordialidad

Al finalizar la entrevista despídete con seguridad y cordialidad, ya que al igual que el saludo, eso habla muy bien de ti. Evita preguntar sobre tu desempeño en la entrevista, o si te van a llamar, evita a toda costa parecer ansioso.

Ten seguridad en ti mismo y confía en lo que acaba de acontecer. Verás que solo es cuestión de tiempo para que se pongan en contacto contigo.