Tipos de alarmas de seguridad que existen para empresas

La instalación de un sistema de alarmas de seguridad para una empresa se convierte, con el pasar del tiempo, en una necesidad y una obligación completamente inesquivable. A pesar de que guardan bastante parecido con las alarmas domésticas, aquellas empresariales  deben contar con características tecnológicas más avanzadas que las primeras. ¿Cuántos tipos habrán?

¿Alarmas domésticas y empresariales?

La importancia de lo que un sistema de alarmas protege define qué tan eficaz debe ser éste. Debido a esto mismo,  las alarmas dirigidas a empresas suelen contar con equipos más sensibles y susceptibles a cambios que aquéllas para el hogar; así como los distintos sensores que para éste funcionan, en ésta última no.

Alarmas para empresas pequeñas

Para lugares como tiendas u oficinas independientes, sistemas de videovigilancia y un botón del pánico resultan primordiales.  Los espacios reducidos con los que suelen contar este tipo de empresas facilita enormemente la vigilancia de las mismas; requiriendo, a veces, menos sensores que una vivienda particular.

Alarmas para empresas medianas

De igual forma, sitios como supermercados, centros comerciales o pequeñas cadenas pueden hacer un uso efectivo de cámaras de seguridad y sensores magnéticos en entradas y salidas para evitar la salida no registrada de mercancía.  Al poseer espacios mayores y mayor inventario, sus sistemas deben contar con más especialización que los sitios pequeños.

Alarmas para grandes empresas

Son éstas las que  requieren sistemas de alta sofisticación, anclados a distintos puntos de monitoreo con personal muy capacitado. Detectores de identidad dadas las enormes cantidades de empleados con las que cuentan se vuelven cruciales para evitar infiltraciones; así como sensores hipersensibles en sitios de suma importancia para proteger sus bienes.

Alarmas industriales

Las industrias, al igual que las grandes empresas, deben contar con sistemas de alarmas de seguridad altamente sofisticadas; haciendo hincapié en  detectores de riesgos producidos por los elementos y las maquinarias propias de la misma. De igual forma, sistemas de protección de sus productos y archivos son una enorme prioridad de estos estratos del mercado.

Alarmas inalámbricas y cableadas

Al catalogar los sistemas de alarmas de seguridad, podemos dividirlos en dos grupos enormes:  los sistemas cableadoslos sistemas inalámbricos. A pesar de que los primeros tienen mayor presencia en el mercado, las empresas reciben mayor beneficio de los segundos.

Las alarmas cableadas

Los sistemas de alarmas cableadas hacen uso de medios físicos para la comunicación entre sensores y computador principal. Entre sus ventajas más marcadas,  de estar perfectamente protegido el cable, inhabilitar algún punto del sistema requiere más trabajo. No obstante, esto presenta su propia desventaja, ya que  los cables son más propensos al deterioro y, por lo tanto, a la inutilización.

Las alarmas inalámbricas

Los sensores se comunican con el computador mediante frecuencias, como el WiFi. A pesar de que intervenirlas es algo relativamente sencillo con los materiales adecuados,  cada vez son más las tecnologías aplicadas en los sistemas de seguridad para evitar interrupciones maliciosas en la señal; o interferencias provocadas por frecuencias del entorno.

Tipos de sensores más adecuados para empresas

Una alarma no avisa de los riesgos si no posee sensores que los detecten; y los sensores de las empresas deben contar con un mayor grado de sensibilidad que las domésticas; de igual forma que  no todos los sensores aptos para el hogar son eficaces en una empresa de cualquier tamaño.

Botón del pánico

El  botón del pánicointerruptor antirrobo consiste en un pulsador que envía una señal de alerta a la central luego de ser accionado. Es un método bastante común, ubicado usualmente tras los mostradores de las tiendas, donde se encuentran a la mano en caso de un asalto.

Videovigilancia

Las cámaras de seguridad son uno de los periféricos más confiables, ya que las imágenes pueden explicar mejor el riesgo que se está corriendo; sin embargo,  no son sensores de riesgo y por ello deben estar bajo constante monitoreo por parte de terceros.

Detectores de humo

Ubicados en el techo, perciben las alteraciones en la composición del aire: a la mínima señal de humo, activan las alarmas de riesgo.  No todos los riesgos que se corren son robos o semejantes; por lo que las empresas deben estar resguardadas de desastres como los incendios para proteger a su personal y a sus bienes.

Detectores de inundación

De manera semejante a los anteriores, aunque ubicados a nivel del suelo, estos sensores activan las alarmas al detectar niveles excesivos de humedad y agua. A pesar de que las inundaciones son menos probables que los incendios,  empresas e industrias particulares corren riesgo de sufrir daños enormes por el agua, como secciones con mucha electrónica.

Sensores láser

A pesar de que parecen ficticios por sus constantes apariciones en las películas,  los sensores láser de movimiento resultan más eficaces en empresas que los infrarrojos. Estos últimos detectan el movimiento en un rango dado, mientras que los láser activan las alarmas si existe la interrupción entre dos puntos de un haz; gracias a esto se puede impedir su activación accidental.

Detectores de identidad

Grandes empresas e industrias cuentan con entre cientos y miles de empleados; por lo tanto, lo que deben proteger se encuentra en muchas manos. Para impedir accesos inadecuados entre los estratos de la empresa o personas externas a la misma, detectores de identidad, tales como escáneres biométricos, toman importancia en su seguridad.

Cajas fuertes y cerraduras blindadas

Las puertas son el acceso principal a todos los sitios, por lo cual también requieren un grado elevado de seguridad. Cerraduras fabricadas de materiales especiales, con intrincados métodos de cerrado; o cerraduras codificadas, configuradas para enviar una señal de alerta en caso de violación son opciones de gran importancia para empresas de todos los tamaños.

Sensores magnéticos

Los sensores magnéticos son uno de los métodos más sencillos y efectivos,  usados usualmente en tiendas de ropa: dos componentes imantados, uno de los cuales reacciona ante la ausencia o presencia del otro, dando alerta dependiendo del caso. Pueden colocarse sobre los productos y en las salidas, impidiendo la salida ilícita de los mismos.

Un aspecto importante

Para empresas de cualquier tamaño, usualmente resulta más cómodo la instalación de sistemas de seguridad sin contrato; es decir, no dependientes de una central receptora de alarmas o CRA.

Haciéndose responsables ellos mismos por la implementación de un departamento de vigilancia en la misma,  aseguran un monitoreo exclusivo a sus instalacionones. No obstante, el personal encargado de las CRA está completamente capacitado para responder ante cualquier riesgo en el menor tiempo posible.