Trastornos del sueño, por qué aparecen y cómo aliviarlos

Tabla de contenidos

Muchas son las personas que actualmente se encuentran atravesando por algunos de los muchos trastornos del sueño que existen, y es que además de ser afecciones comunes, también tienen un gran impacto en la vida de quienes las padecen, porque no dormir bien genera repercusiones físicas y emocionales que pueden estar afectando otros aspecto de la vida cotidiana.

Si tú también eres de las personas que sufren trastornos del sueño, entonces no te muevas de tu lugar y continúa leyendo. Aquí te diremos los tipos de trastornos que existen, cuáles son sus síntomas, sus causas y algunas formas que existen para aliviarlos.

¿Qué son los trastornos del sueño?

Los trastornos del sueño son afecciones que modifican la manera en que las personas duermen, reduciendo drásticamente la calidad del descanso. Este tipo de problemas son muy comunes cuando la persona está atravesando episodios de estrés, cuando hay algún factor externo como ruidos, o hasta pueden ser consecuencias inmediatas de otras afecciones. Pero cuando ya hablamos de trastorno, es cuando la condición se ha vuelto crónica, lo que significa que sucede todos los días o de manera periódica.

Generalmente no hay un peligro detrás de los trastornos del sueño, pero sí tiene implicaciones para la salud a largo plazo, ya que una persona que no es capaz de dormir bien, difícilmente puede desempeñarse de manera adecuada en el resto de sus actividades. Además, un déficit de sueño puede producir alteraciones emocionales, problemas de concentración y razonamiento.

¿Qué son los trastornos del sueño?
¿Qué son los trastornos del sueño?

Tipos de trastornos del sueño

­Se ha determinado que existen aproximadamente 100 tipos de trastornos del sueño diferentes, todos con su propia sintomatología y con diferentes causas asociadas. Sin embargo, aquí vamos a mencionar los más comunes y explicaremos cómo se identifican y diferencian entre ellos.

Insomnio

El insomnio es el trastorno del sueño más común que existe, afectando a más del 50% de la población. Aunque no todo insomnio se puede considerar un trastorno crónico, ya que los hay intermitentes, es decir, que no afecta de manera regular, y transitorio, el cual solo afecta eventualmente.

Puede Interesarte...   12 hábitos para tener un día productivo y alcanzar tus metas

El insomnio se puede definir como la incapacidad de dormir o permanecer dormido, es decir, que no se alcanzan las diferentes etapas del sueño. Esto puede ser consecuencia de factores externos, por estrés, ansiedad, preocupaciones o como consecuencia de otras afecciones.

Parasomnias

Se llama parasomnias a diferentes problemas que ocurren durante el sueño y que puede afectar la calidad del mismo. Puede presentarse como movimientos involuntarios en todo el cuerpo, hablar dormido, apretar la mandíbula y rechinar los dientes.

En otros casos más graves de parasomnias, se ha observado incontinencia y aparición de pesadillas recurrentes. En estos casos es posible que la presencia de algún trauma psicológico esté afectando a la persona y lo manifiesta durante las horas de sueño. 

Sonambulismo

Aunque es posible definir el sonambulismo como un tipo de parasomnia, en muchos casos se consiera un trastorno del sueño por sí mismo. El sonambulismo es realizar actividades de manera semiinconsciente, como caminar por la casa, hablar, salir a la calle, llamar por teléfono.

Las personas que padecen de sonambulismo no suelen recordar lo que hicieron durante ese estado y les resulta prácticamente imposible impedir despertar dormidos.

Síndrome de las piernas inquietas

También llamado parestesias, es el movimiento involuntario de las piernas, que va acompañado con una sensación constante de hormigueo que resulta completamente desagradable y hasta cierto punto doloroso.

Algunas personas lo definen como pequeños golpes de corriente que recorren la pierna de punta a punta y que suelen aparecer al dormir, similar a los molestos calambres.

Terrores nocturnos

Los terrores nocturnos, conocidos como miedos del sueño, también forma parte de las parasomnias y en algunos casos pueden generar sonambulismo. Son muy pocas las personas adultas que sufren este trastorno, pero en niños ocurre hasta en un 40% de la población.

Se reconoce el miedo del sueño porque la persona que lo padece, comienza a moverse de manera descontrolada cuando todavía duerme, generando gritos y hasta pueden llegar a caminar alrededor y a abrir los ojos para mirar a un punto fijo.

Los terrores nocturnos son diferentes a las pesadillas, ya que estas pueden llegar a recordarse y hasta cierto punto la persona es capaz de despertar, mientras que con el miedo del sueño nunca hay recuerdos de lo ocurrido y el individuo rara vez despierta en el proceso.

Puede Interesarte...   Trucos para parecer más listo en una reunión de trabajo

Apnea del sueño

Se trata de una condición que puede llegar a agravarse. Lo que ocurre con la apnea del sueño, es que la respiración de la persona se interrumpe mientras duerme, tan solo por unos segundos y luego vuelve a respirar normalmente, pero esto puede suceder varias veces en una misma noche, lo que hace que el cuerpo reciba menos oxígeno.

Existen dos tipos de apneas del sueño, la primera es obstrutiva, lo que quiere decir que algo incide en el paso del aire mientras se está dormido, y la segunda es la apnea del sueño central, donde existe una desconexión neurológica entre el cerebro y los músculos implicados en el proceso de la respiración.

Hipersomnia

A diferencia de lo que ocurre con las parasomnias, la hipersomnia consiste en la extrema facilidad de sentir sueño en cualquier momento del día y bajo cualquier circunstancia. Aunque el sueño es favorable para lograr descansar, se vuelve un problema cuando no es posible controlar el momento en que se siente sueño, ya que de esta forma se alteran los ciclos regulares del cuerpo y la persona no puede desempeñarse de manera activa en sus actividades.

Este tipo de trastorno puede tener su origen en la ingesta de ciertos fármacos o la presencia de otra afección de gravedad. 

Narcolepsia

Con una característica muy similar a la hipersomnia, la narcolepsia también es un trastorno del sueño que ataca al paciente en cualquier lugar y a cualquier hora, de manera sorpresiva. Las personas que padecen de narcolepsia no pueden evitar quedarse dormidos en cualquier lugar de manera sorpresiva, sin que puedan evitarlo.

La inconciencia de la persona con ataques de narcolepsia puede caer dormidos por algunos minutos o incluso horas. La parálisis del sueño también es un síntoma recurrente que experimentan al momento de despertar.

Tipos de trastornos del sueño
Tipos de trastornos del sueño psicología

Causas principales y cómo aliviarlos

La mayoría de los trastornos del sueño, suelen ser consecuencias de problemas médicos subyacentes, por lo que pueden aliviarse siempre que se reciba a la medicación correcta. Algunos otros ocurren debido a problemas emocionales o psicológicos, los cuales pueden superarse a través de terapia.

También es posible que algunos de los trastornos del sueño sean efectos secundarios de tratamientos farmacológicos, por lo que al dejar de consumirlos podrían desaparecer.