Saltar al contenido

Consecuencias del veganismo para el medio ambiente

veganismo y medio ambiente
El veganismo es un movimiento de conciencia social que promueve no solo una alimentación saludable sino que fomenta el respeto por los animales, sensibilizando a las personas sobre su explotación, maltrato y consumo.

Adicionalmente, muchas investigaciones afirman que cambiarse a una dieta vegana, puede representar cambios importantes para el medio ambiente, ya que la industria ganadera contribuye en gran medida a muchos de los problemas ambientales que padecemos actualmente.

Si te interesa saber de qué forma puedes reducir tu huella ambiental a través de una dieta vegana, te invitamos a leer este articulo. Aquí conocerás el impacto ecológico y las consecuencias del veganismo, que representa una dieta a base de carne, en contraste con una dieta vegana.

Índice

    Producción de proteína animal vs proteína vegetal

    En una dieta balanceada es normal conseguir cierta cantidad de proteína animal que ayuda a satisfacer muchas de nuestras necesidades alimenticias. Sin embargo, la carne animal no es la única fuente de alimentación que provee ese tipo de nutrientes. Existen variantes en el reino vegetal que pueden sustituir el aporte nutricional que suministra la carne.

    Una dieta completamente vegana obtiene su fuente de grasas en aceites vegetales, aguacates y otros alimentos, la proteína proviene de un mayor consumo de legumbres, lo cuales existen en una amplia variedad. Adicionalmente consumen más frutas que en una dieta regular, y no pueden faltar los cereales y las verduras. De esta forma se evita totalmente el consumo animal.

    Tal vez a simple vista parezca mucho esfuerzo para obtener el mismo resultado, por lo que para la mayoría sigue siendo más fácil recurrir a la carne como fuente de alimento regular. Pero al tomar en cuenta el cambio que puede tener el planeta gracias a una sustitución proteínica, es posible que muchos hicieran el esfuerzo.

    El problema del agua en la ganadería y el veganismo

    El agua es un recurso sumamente importante para la vida, no solo de las personas sino de todos los seres vivientes, y aunque nuestro planeta se encuentra lleno de este líquido vital, ciertamente no toda el agua es apta para su consumo. El agua potable la conseguimos en menor proporción y es la que podemos consumir de forma segura.

    Puede Interesarte...   ¿Cómo quitar Contracturas de Espalda rápidamente con Calor?

    Ahora bien, en el mundo hay muchas personas que no tienen acceso al agua potable diariamente y se estima que la industria ganadera consume un tercio del agua potable que se utiliza cada año en el mundo. Una cantidad importante, especialmente tomando en cuenta lo escasa que es para muchas personas y el beneficio que la ganadería representa a largo plazo.

    Hay que tomar en cuenta que producir 1.5kg de carne requiere doscientas veces más agua potable que producir un aporte nutricional equivalente en vegetales. Por ende, una vida vegana tiene un impacto positivo en el recurso más valioso del planeta.

    La tierra y la industria ganadera

    El agua no es el único recurso que se ve afectado por la industria de la carne, también las tierras sufren el mismo problema. Se estima que la principal razón de deforestación en el mundo se debe a la ganadería. Si bien, para la producción de vegetal también se necesita utilizar porciones importantes de tierra, se calcula que desde el año 2018 se utiliza 36 veces más tierras para la producción ganadera que para la agrícola.

    Se habla mucho de transformar la industria de la carne y hacerla más sustentable, pero aunque pueda llegar a conseguirse, difícilmente podrían obtenerse resultados tan contundentes como si las personas evitaran el consumo de cualquier producto de origen animal.

    Si se ocuparan las tierras que actualmente están destinadas a la producción animal, para producir alimentos de origen vegetal que suplan las mismas necesidades nutricionales, podríamos subsanar la crisis alimenticia que atraviesan muchos países en el mundo.

    El veganismo y la alimentación ganadera

    Para nadie es un secreto que para poder vender más carne, se necesitan animales con mayor tamaño, por lo tanto, la alimentación del ganado debe ser buena y abundante. Si realizamos los cálculos, en promedio para producir 1kg de carne se necesitan 5.5kg de granos. Desde esa perspectiva podemos notar que se requiere más esfuerzo en producir un alimento que apenas y aporta valor nutricional a una dieta balanceada que para producir alimentos de origen vegetal.

    Si en vez de utilizar los campos de cultivo con el fin de producir comida para los animales, lo hiciéramos para nosotros mismos, obtendríamos una producción en menos tiempo, con menos esfuerzo y con igual o mayor valor nutricional que cualquier otro producto de origen animal.

    Puede Interesarte...   Alimentos para Aumentar los Senos rápidamente sin Cirugías

    Debemos tomar en cuenta que un animal debe ser criado, eso implica muchos meses y hasta varios años en algunos casos para producir algunos pocos kilogramos de alimento por animal. Mientras que para producir legumbres, hortalizas, frutas y vegetales varios, se necesita menos tiempo y se consiguen toneladas de alimentos a la misma vez.

    De cualquier manera, dejar de producir comida exclusivamente para los animales no representaría un peligro para ellos, ya que al estar en un entorno natural, podrían conseguir todo el alimento que necesitan sin suponer un riesgo para el medio ambiente.

    Explotación animal

    Estamos de acuerdo que la industria ganadera no es la única en afectar el medio ambiente con el abuso de recursos. También es necesario mencionar a la industria pesquera. Si bien actualmente existen muchas leyes alrededor de todo el mundo que regulan la actividad pesquera para la protección del suelo marino, todavía estamos muy lejos de lograr el objetivo.

    La explotación animal trae como consecuencia un consumo desproporcionado a la capacidad de reproducción de la especie, poniendo en peligro a muchos animales que no son el objetivo de la pesca.

    Es importante también mencionar el impacto negativo que producimos sobre los animales que se utilizan para la producción de alimentos. Gracias a la manipulación del hombre, muchas especies ya no pueden crecer libremente en la naturaleza, ya que se han criado siempre en cautiverio.

    Todo es cuestión de tener un poco de empatía hacia el resto de seres vivos. No es justo que por querer alimentarnos tengamos que sacrificar a otro ser viviente, más aun conociendo las alternativas que la naturaleza nos ofrece para suplir nuestras necesidades nutricionales.

    Realizar un pequeño cambio de hábito puede generar un cambio importante en nuestro planeta, vale la pena hacer el esfuerzo, salvar a los animales y salvar al mundo en el proceso. Por una vida vegana, una vida feliz.