Saltar al contenido

Simples consejos para dejar de fumar y no ganar peso

evitar aumento de peso post cigarrillo
El principal problema con el que nos encontramos cuando dejamos de fumar es el aumento de peso. Según algunos estudios tan solo en un mes se pueden ganar casi 5 kilos por la ansiedad que produce la falta de nicotina. Y es que esta sustancia eleva los niveles de glucosa y genera una sensación de saciedad que se pierde cuando se abandona el hábito,

Afortunadamente, se puede dejar de fumar sin ganar peso. Presta atención a estos consejos y podrás acabar con el hábito sin que la báscula se resienta.

Índice

    Evitar grandes cambios en la dieta diaria

    Lo primero que necesitas hacer es controlar lo que comes. No puedes dejarte llevar por la ansiedad y picar entre horas, comer alimentos demasiado grasos ni dulces en exceso. En lugar de ello busca recetas ricas en cereales, mejor si son integrales, verduras y frutas que equilibrarán tus niveles de glucosa y reducirán la sensación de vacío que tienes en el estómago.

    Marca unas pautas claras de comidas. Las tradicionales 5 veces al día siempre han sido las más recomendadas y en el caso de los exfumadores es vital. Entre las 3 comidas principales necesitarás un aporte de azúcar que puedes cubrir con alguna bebida como zumo de fruta, con azúcares naturales y fibra saciante que te ayudará a aguantar hasta la comida siguiente.

    Bebe mucha agua. Así tu cuerpo estará lleno y no sentirás el ansia por comer. Si beber agua solo no te apetece o prefieres tomar algo caliente, las infusiones te ayudarán además a depurar tu organismo. El kuzu, una planta muy utilizada en la medicina y la cocina oriental, se ha mostrado muy eficaz tanto para luchar contra la adicción al tabaco y otras sustancias como para depurar el cuerpo y no engordar durante el proceso. Científicos de Hardvard la recomiendan como remedio natural para dejar de fumar y prevenir el aumento de peso. Se puede mezclar con cualquier otra bebida y apenas tiene sabor.

    Comenzar a realizar rutinas de ejercicios

    Además de seguir un plan de alimentación adecuado, es bueno complementarlo con un poco de ejercicio moderado. Según los expertos, la nicotina de un paquete de tabaco consume las mismas calorías que correr durante media hora (unas doscientas cincuenta). Por ello, si no tienes la costumbre de hacer deporte sería un buen momento para empezar. Además, se recomienda sobre todo nada más dejar de fumar porque ayuda a evadir la mente, reducir el estrés y mejorar las funciones cerebrales al producir endorfinas.

    Elige una actividad deportiva que te guste. Y si es posible, practícala en compañía. Así te será más ameno y disfrutarás mucho de dejar de fumar poniéndote en forma. Es uno de los mejores trucos que dan todos los entrenadores, así que por algo será.

    Dejar de fumar no es fácil, sobre todo cuando se lleva mucho tiempo o la cantidad de cigarrillos es muy elevada. Pero no solo se puede, sino que con algo de esfuerzo y siguiendo estos consejos podrás acabar con el hábito sin que esto se traduzca en kilos de más.