Remedio cacero para curar los granos en jóvenes

El Mejor Tratamiento Casero y Natural para el Acné Juvenil

El acné es una afección en la piel producida por la inflamación de las glándulas sebáceas asociada con la bacteria cutibacterium acnés, y que se traduce en la aparición de espinillas, granos y otra clase de lesiones en el rostro, cuello y espalda. Es común que el acné se genere durante la adolescencia, esto se debe a los cambios hormonales por los cuales está atravesando el joven.

Estas lesiones en la piel pueden ser desde leves hasta muy severas, al punto de ocasionar cicatrices y manchas en áreas bastante visibles. El impacto del acné no es sólo en la piel, este tipo de afección produce gran ansiedad, deterioro de la imagen personal y también de la autoestima de la persona que lo padece.

Con respecto a la cura del acné, se han intentado muchas cosas; pero por ahora no hay una fórmula única, ni aplicable a todos los casos. Cuando alguien padece de manera continua o crónica de esta afección, suele probar diversos tratamientos hasta encontrar uno que le sea de ayuda, si lo halla; pero mientras tanto debe sufrir los efectos de esta desagradable situación.

Sin embargo, existe un tratamiento que funciona para todos los tipos de piel y en cualquier etapa del acné; que además es natural y muy fácil de aplicar.

Aloe Vera como Tratamiento para el Acné Juvenil 

El aloe vera o sábila es una planta que tradicionalmente es utilizada con fines medicinales debido a la gran cantidad de propiedades con las que cuenta. Este producto natural tiene ácido glutámico, ácido aspártico, alanita, arginina, actibactericida, glicina, variedad de vitaminas, antioxidantes, anti-inflamatorios, cicatrizantes, calmante, humectante y mucho más.

Gracias a todas estas propiedades del aloe vera, el tratamiento para el acné con este producto es muy efectivo. Mediante el uso del gel de esta planta se consigue regular la producción de grasa en el área, desinflama los folículos, cicatriza las lesiones y favorece la producción de una piel más saludable. El efecto del aloe vera como tratamiento del acné es prácticamente inmediato y apropiado para todos los tipos de piel.

Ingredientes 

  • 30 gramos de cristal de aloe vera
  • 7,5 mililitros de vinagre de manzana
  • 7,5 mililitros de agua
  • 1 cápsula de vitamina E

Preparación

  • La extracción del gel del aloe vera es esencial. Se debe escoger una espiga de buen tamaño y que esté madura. Seguidamente, se lava muy bien la espiga y se sumerge en un recipiente con agua durante 24 horas. Pasado este tiempo, se le retira con cuidado toda la piel verde, incluyendo las espinas. Por último, se lava el cristal extraído.
  • Se toman cada uno de los ingredientes y se integran muy bien. La mezcla debe ser almacenada en un recipiente de vidrio en un lugar fresco, pero no frío.

Aplicación

  • Lavar el rostro con un jabón neutro y enjuagar con abundante agua, cuidando de no dejar residuos de detergente en el rostro.
  • Con una brocha para el rostro o un algodón, aplicar la mezcla en el área afectada por el acné; bien sea rostro, cuello, espalda o algún otro lugar. Se debe tener una capa uniforme en el área.
  • Dejar que el producto haga efecto por 20 minutos.
  • Retirar la mascarilla con agua fresca hasta no dejar ningún residuo.
  • Secar el área con un paño cuidando de no raspar el lugar.
  • Repetir la aplicación por lo menos 3 veces por semana.

Los efectos del aloe vera se notarán en el área tratada de manera inmediata; incluso justo después de la aplicación del producto la persona sentirá la piel mucho más limpia y fresca de lo normal. Al cabo de 2 meses, el acné debe haber desaparecido por completo, y la piel afectada debe tener un aspecto terso, casi perfecto.

Medidas Complementarias para mejorar el tratamiento contra el acné

Si bien la aplicación de este tratamiento es altamente efectiva, es prudente que se acompañe con ciertas medidas extras. De esta manera, los efectos del tratamiento se verán con mayor rapidez y perdurarán:

  • Evitar el consumo excesivo de alimentos con alto contenido de grasas: frituras, mantecas, ciertos chocolates, salsas a base de aceite, entre otros.
  • No consumir lácteos de manera excesiva.
  • Consumir una dieta rica en omega 3, zinc y antioxidantes; para ello se aconseja aumentar el consumo de pescado, semillas de girasol, frutas y verduras
  • Cuidar de no exponer al sol la piel en tratamiento, pues esto puede ser altamente contraproducente.
  • En lo posible, reducir las actividades que generen demasiado sudor o exponerse a altas temperaturas durante el tratamiento.
  • Lavar el rostro dos veces al día con un jabón neutro; no lavar demasiadas veces pues puede causar un efecto indeseado. Al secar el área se debe hacer con suavidad.
  • No extirpar las espinillas.
  • No hacer uso de cosméticos o maquillajes a base de aceite durante el tratamiento. Si es posible, evitar el uso de maquillaje en general durante los 2 meses de aplicación del producto.

Después del Tratamiento contra el acné juvenil

Una vez que haya pasado los 2 meses de tratamiento, es prudente tener un trato especial con el área afectada por un periodo más largo de tiempo. Para ello, se aconseja el uso de mascarillas de pepino, pues este producto es alto en vitamina C. Debido a las propiedades del pepino, se podrán evitar futuros brotes de acné en el área tratada.

La mascarilla de pepino se realiza pelando el vegetal, luego se debe licuar y colocar en el rostro limpio, o área afectada. Se debe dejar actual en el lugar por lo menos durante 20 minutos y posteriormente lavar con abundante agua. Esto se puede realizar una vez por semana.

El tratamiento a base de aloe vera es efectivo en la gran mayoría de los casos; sin embargo, si luego de 2 meses de mantener la aplicación de la mascarilla, no se obtiene el efecto deseado, lo más apropiado es consultar con un dermatólogo, pues podemos estar en presencia de una complicación.