Tratamiento de Estimulación Magnética Transcraneal para Adicciones

Las adicciones pueden ser de las afecciones actuales más comunes: a las drogas, al alcohol, al sexo, al cigarrillo e incluso al trabajo. En definitiva, las adicciones se han convertido en una de las mayores preocupaciones de la medicina actual. Es por ello, que la ciencia está en la búsqueda de soluciones alternativas y definitivas para atacar estas afecciones.

Si bien es cierto que las adicciones a ciertas sustancias provocan síntomas físicos, la mayoría de los síntomas se originan en el cerebro. Esta es la razón por la cual la mayoría de los especialistas en el área han concentrado sus esfuerzos en entender cómo modificar ciertas reacciones cerebrales. No parece ser una tarea sencilla, pero algunos especialistas parecen tener una alternativa bastante efectiva: la Estimulación Magnñetica Transcraneal.

¿Qué es la Estimulación Magnética Transcraneal?

Son pulsos magnéticos dirigidos a áreas específicas del cerebro que parecen desencadenar la ansiedad característica que se produce cuando un adicto intenta alejarse del hábito del cual es dependiente. Esta estimulación tiene como objetivo reducir al mínimo o eliminar por completo la ansiedad, siento ésta una de las complicaciones más comunes y más difíciles de sobrellevar por los pacientes adictos.

Este procedimiento no es invasivo, lo que quiere decir que no requiere de cirugías, ni de la inserción de instrumentos en el cuerpo. Además, es una técnica que se puede aplicar de manera ambulatoria y luego de pocas sesiones el efecto realmente se puede percibir.

¿Cómo se realiza la Estimulación Magnética Transcraneal?

Para realizar este procedimiento, el paciente debe estar recostado, se coloca una bobina electromagnética en el cráneo, de manera superficial en la parte frontal. Seguidamente, esta bobina generará un pulso que estimula de manera directa las áreas comprometidas en el desequilibrio químico del cerebro.

Es importante tener en cuenta que el consumo de sustancias, como la cocaína, genera un desequilibrio químico en el cerebro. A través de los pulsos magnéticos es posible actuar de manera directa sobre las zonas más afectadas del cerebro, de tal manera de obtener una respuesta positiva para el paciente: equilibrio químico y disminución sustancial del deseo de consumir de nuevo la sustancia.

La ansiedad disminuye debido a que ésta es provocada por el desorden químico cerebral, que actúa disminuyendo las endorfinas; lo que provoca un deseo casi incontrolable por retomar el consumo de sustancias. Otros de los síntomas que pueden ser tratados mediante esta estimulación es la depresión y la irritabilidad.

Se estima que mediante estos pulsos electromagnéticos es posible de cierta manera regenerar el funcionamiento normal del cerebro, de alguna forma borrando los efectos producidos por el abuso de sustancias nocivas para el organismo.

Algunos expertos recomiendan aplicar esta estimulación cerebral una vez se tome la decisión de abandonar el consumo de sustancias. El tratamiento debe aplicarse diariamente durante 5 días; posteriormente, una vez a la semana durante 11 semanas.

Así mismo, es un procedimiento muy sencillo que no requiere de intervenciones, por lo que no requiere de anestesia o sedación; de hecho, no produce ningún dolor, ni molestia. Además, sus efectos secundarios son casi nulos, aunque en algunos casos luego de la primera sesión se puede presentar un poco de dolor de cabeza, tensión en el cuero cabelludo u hormigueo en la cabeza.

¿Se pueden tratar las Adicciones con la Estimulación Electromagnéticas Cerebrales?

Todo apunta que esto es posible. Sin embargo, es importante tener presente que este tratamiento está en desarrollo. Las pruebas indican que estos pulsos electromagnéticos tiene un efecto muy beneficioso para evitar la ansiedad por el consumo de drogas, incluso desde la primera semana de tratamiento de desintoxicación. Sin embargo, aun es una tecnología que sigue en desarrollo.

Esta claro que este tratamiento beneficiará al paciente a superar su adicción. Será necesario que el paciente esté de acuerdo con el procedimiento y que asista a las sesiones que le han sido indicadas por el médico especialista. Sin duda que este tratamiento puede constituir el avance más significativo en relación a las adicciones y que es muy conveniente aplicar.

Al mismo tiempo, es importante destacar que este procedimiento sólo puede tener un efecto en el desequilibrio químico del cerebro; sin embargo, no tiene ningún efecto sobre otras consecuencias que acarrea el abuso de las drogas: problemas cardiológicos, dificultades pulmonares, convulsiones, entre otros.

Recomendaciones para el Tratamiento de las Adicciones mediante la Estimulación Electromagnética Transcraneal

La aplicación de estos pulsos electromagnéticos en el cerebro generan un gran beneficio para el paciente adicto; pues, la ansiedad puede ser uno de los síntomas más difíciles de manejar. Sin embargo, este procedimiento no se puede aplicar como tratamiento único para avanzar en el proceso de curación de un adicto. Esto quiere decir que la estimulación electromagnética transcraneal es solo parte del tratamiento para superar las adicciones, pero no es un tratamiento único.

Si bien es cierto que este procedimiento es muy ventajoso para tener el éxito para abandonar el abuso de las sustancias, es necesario que el paciente tenga un tratamiento integral. Otros métodos a los que el adicto debe someterse de manera obligatoria son los siguientes:

  • Ayuda psicológica: este tratamiento dirigido a crear estrategias para contrarrestar el efecto psicológico de apartarse del consumo de las drogas y crear estrategias para retomar una dinámica saludable.
  • Apoyo emocional: es imprescindible que el paciente tenga la colaboración de personas cercanas a su entorno y también la guía de personas que han atravesado por situaciones similares. Así que la cercanía de los seres queridos, así como la asistencia a grupos de apoyo, son fundamentales en este proceso.
  • Especialistas: el tratamiento con médicos especialistas es completamente necesario. Según la evaluación de los especialistas, el paciente deberá someterse a tratamiento farmacológicos para mejorar su condición.
  • Tratamiento complementario: la alimentación es muy importante en el proceso de curación de una adicción. Una diera balanceada resulta muy beneficiosa, así como una adecuada hidratación. Así mismo, se recomienda la práctica de actividades físicas para mejorar las condiciones del organismo y también tiene un efecto beneficioso en el aspecto psicológico. Como complemento, el paciente puede considerar la práctica de disciplinas relajantes como la yoga.