Por qué salen Granos en la Espalda en Adultos Mayores de repente

La piel de los adultos mayores tiende a ser mucho más delicada que la del resto de las personas. El fragilidad de la piel es muy común y es ocasionada por el adelgazamiento que de la epidermis que sucede por el efecto de los años, pero también por las disminución del flujo sanguíneo. Debido a esto, pueden sufrir lesiones dermatológicas de muchas índoles.

Algunos adultos mayores se aquejan de granos de manera repentina en la espalda. Esto puede ser bastante común, debido al estilo de vida de personas de avanzada edad. Al mismo tiempo, es una situación que se debe atacar con prontitud, ya que este tipo de lesiones en la piel pueden ser muy molestas y limitar la calidad de vida de estas personas.

Es conveniente comprender por qué se presentan estos granos en la espalda y cuál son las alternativas para erradicarlos y mejorar la salud de la piel de manera prolongada en el tiempo.

Causas de los Granos en la Espalda en Adultos Mayores 

Los granos en la espalda pueden ser muy molestos, pues en ocasiones tienen a causar comezón o ciertas dificultades para reposar con tranquilidad. Si bien es cierto que estos granos se pueden confundir con acné, no se trata de propiamente este tipo de lesión; porque no tiene que ver con la inflamación o irritación de las glándulas sebáceas, que más bien durante este periodo de la vida han disminuido notablemente su producción de sebo.

Algunas de las razones por las que estas molestias aparecen en la zona de la espalda de las personas de la tercera edad pueden ser las siguientes:

Reacción por el Consumo de ciertos Medicamentos

Según el organismo de cada persona, es posible que se creen este tipo de lesiones en la piel debido a ciertos tratamientos. Algunos de los medicamentos que pueden estar provocando estos granos son: complejo B, cortioides, anticonvulsivos, litio y cualquier tipo de hormonas.

Falta de Ventilación

La espalda es un área que casi siempre está tapada, por lo que no siempre recibe el aire que necesita la piel para respirar adecuadamente. Los adultos mayores que están constantemente sentados, apoyados en la espalda, o acostados pueden desarrollar estos granos debido a la falta de ventilación en esta zona del cuerpo.

Excesiva Sudoración

Es natural que la espalda sude más que gran parte del cuerpo, pero si además no tiene buena ventilación o hay altas temperaturas, se pueden producir granos en esta zona; sobre todo en personas de tercera edad.

Reacciones alérgicas

En edad avanzada, el organismo puede desarrollar ciertas alergias que antes no se presentaban y éstas pueden ocasionar los granos en la espalda. Esta reacción alérgica puede estar relacionada con medicamentos y también con alimentos que la persona ha consumido.

Cómo deshacerse de los Granos en la Espalda en Adultos Mayores 

Estas lesiones pueden a llegar a ser muy molestas y sensibilizar aún más la piel de personas de la tercera edad. Aunque al principio estos granos puedan parecer simples o inofensivos, si se permite que el brote avance puede ocasionar serias dificultades en el área afectada; hay que recordar que el proceso de cicatrización de los adultos mayores es muy distinto y puede ser bastante lento.

Es sumamente importante tratar estos granos y estar atentos a este tipo de afecciones, ya que  mejorar la calidad de vida en adultos mayores es esencial para evitar futuras complicaciones en la salud de la piel.

Principales medidas para quitar las espinillas de la espalda

Hay algunas medidas que se pueden tomar con gran facilidad para lograr la erradicación de este tipo de lesiones en la espalda de los adultos mayores:

  • Debe consumir una dieta saludable y balanceada. Esto incluye el consumo de suficiente agua, frutas, vegetales y las proteínas apropiadas. Reducir el consumo excesivo de alimentos que contengan demasiadas grasas.
  • Es necesario establecer hábitos de higiene apropiados. Se recomienda lavar el área afectada con jabón neutro cada día. Como es en la espalda puede ser incómodo, se puede pedir ayuda o utilizar cepillos largos para alcanzar la espalda. Es conveniente que este cepillo tenga cerdas suaves y el lavado se realice con movimientos delicados.
  • Dos veces por semana es conveniente hacer uso de un gel exfoliantes. De esta manera se elimina la piel muerta y favorece la eliminación de estos granos desagradables. No se debe exceder el número de veces a la semana, ni utilizar productos demasiado abrasivos.
  • Evitar el uso de productos grasosos en el área, como cremas.
  • Vestir ropa de algodón que no maltrate el área y además que le permita a la piel respirar. Es importante que esta ropa no sea demasiado ceñida al cuerpo, para que la piel de la espalda pueda mantenerse fresca.
  • Mantenerse activo. Si es posible evitar estar tanto tiempo sentado o acostado en la misma posición. Caminar un poco sería conveniente.
  • No exponerse a altas temperaturas. Se debe hacer todo lo posible por estar en un ambiente fresco, pues es necesario reducir la sudoración en el área de la espalda.
  • No manipular los granos. Si estas lesiones se extirpan o se molestan demasiado se pueden extender, además de causar pequeñas heridas difíciles de sanar debido a la delicadeza de la piel de los adultos mayores; y también es posible causar cicatrices indeseadas.
  • No usar remedios caseros que incluyan limón o vinagre; ni ningún otro producto natural o artificial abrasivo. Hay que recordar que la piel de las personas de la tercera edad es mucho más sensible que la del resto de las personas.
  • Aumentar el consumo de vitamina A, principalmente mediante la ingesta de ciertos alimentos como: zanahoria, espinaca, melón, mango, pescado y pollo.

En el caso que después de algunas semanas de aplicar estas medidas y los granos empeoren o se mantengan, lo más recomendable es consultar con un médico dermatólogo. Es importante que se le indique cuáles son los medicamentos que la persona mayor está consumiendo, pues sería posible que alguno esté causando este efecto en la piel.