Parches de Colágeno para disminuir las Bolsas Ojos

Se le conoce como bolsas en los ojos a una inflamación o hinchazón en la parte baja de los ojos. Esta condición tiende a aparecer en las personas entre los 45 y 50 años de edad, como consecuencia de algunos hábitos inadecuadas: estrés, poco descanso, falta de hidratación, mala alimentación, entre otros.

Cuando utilizar Parches con Colágeno para disminuir las Ojeras

Esta hinchazón en la parte inferior de los ojos le da a la persona un aspecto envejecido y cansado que nadie quiere tener; resulta una verdadera dificultad estética. Las bolsas en los ojos se producen por retención de líquido, distensión de la piel en el área y grasa en el lugar. Disimular esta imperfección resulta complicado, así que la batalla en contra de las bolsas en los ojos se ha declarado.

El tiempo no pasa en vano y nuestro cuerpo muestra los signos de ello; sin embargo, no quiere decir que no podamos hacer nada al respecto. Las bolsas en la parte inferior de los ojos pueden ser el resultado de ello, pero tenemos alternativas para tratarlas.

Mediante un simple procedimiento quirúrgico es posible eliminar estas imperfecciones; sin embargo, la mejor manera de lograr erradicar estas molestas bolsitas, sin intervenciones, es reactivar la circulación en el área afectada. La complicación resulta al encontrar una alternativa de tratamiento estético que logre este objetivo.

Muchos son los tratamientos caseros que suelen recomendarse para disminuir la inflamación debajo de los ojos. Algunas de las alternativas son rodajas de pepino, manzanilla, té verde y más. Si bien es cierto que estos tratamientos logran refrescar un poco el área, lo resultados son mediocres; pues no a todas las personas le funcionan.

En la actualidad, se ha desarrollado un tratamiento que prevé mejores resultados que los tratamientos caseros que tradicionalmente se han utilizado para combatir las bolsas de ojos y que no implican una cirugía. Éstos son los parches de colágeno.

¿Qué es el Colágeno?

El colágeno son moléculas de proteínas que se encargan de formar las fibras de los tejidos del cuerpo. Gracias al colágeno, las diferentes estructuras del organismo se mantienen unidas. Esta sustancia le la elasticidad y firmeza a las estructuras que sostienen a todo lo que está en nuestro organismo. Además, cumple una función primordial en la hidratación de nuestro cuerpo.

Ante la ausencia de colágeno, los tejidos del cuerpo se distienden, se deshidratan y lucen envejecidos. Este elemento es fundamental en el problema de las bolsas debajo de los ojos. Pues se estima que la disminución del colágeno provoca esta imperfección y podría colaborar de manera sustancial en la mejoría de esta condición.

Los Parches de Colágeno

Ante las necesidades del colectivo, la industria de la belleza hace propuestas cada vez más innovadoras y accesibles. Así mismo, esta industria estética, está apuntando cada vez con mayor recurrencia a alternativas que no incluyan al bisturí. Los parches de colágeno son parte de estas opciones no invasivas que intentan resolver imperfecciones estéticas que impactan en el autoestima de las personas.

Los parches de colágeno son apósitos capaces de proveer al cuerpo, en áreas bien delimitadas y concentradas, de estas moléculas proteicas. Estos parches de colágeno son usados para rejuvenecer el rostro en toda su extensión o partes específicas del mismo: labios, párpados, papada, ojeras y las bolsas de los ojos.

Parches de Colágeno para las Bolsas en los Ojos

Estos apósitos son muy efectivos para tratar esos desagradables bultos que se forman debajo de los ojos, pues le provee a la piel las proteínas necesarias para mejorar la firmeza y la elasticidad de la piel. Hay que tener en cuenta que la piel de esta parte del rostro es muy delgada y delicada, por ello se ve tan afectada con el paso del tiempo y otros agentes. Al darle una fuente de firmeza, las bolsas en los ojos disminuirán de manera bastante notable; mejorando el aspecto de rostro de la persona.

Los resultados del uso de estos parches de colágenos en la inflación debajo de los ojos son excelentes y sorprenden a más de uno; pues actúan de manera directa y bastante rápida.

Beneficios del Uso de Parches de Colágeno para disminuir las Bolsas en los Ojos

Este tipo de apósitos han sido una muy agradable sorpresa para todas aquellas personas que necesitaban una solución para las imperfecciones de su rostro y no deseaban someterse a una cirugía estética. Entre los muchos beneficios del uso de los parches de colágeno se pueden destacar los siguientes:

  • Actúan de manera directa sobre el área afectada por la inflamación.
  • Reafirma la piel debajo de los ojos con mucha eficiencia.
  • Los resultados se ven en poco tiempo.
  • Su aplicación es sencilla.
  • Actúa también sobre las arrugas y las líneas de expresión en el área.
  • Rejuvenece sustancialmente toda la zona de los ojos.
  • Sensación de suavidad y firmeza desde la primera aplicación.

¿Cómo aplicar los Parches de Colágeno debajo de los Ojos?

La aplicación de estos parches en el rostro es muy simple, no requiere de mayor esfuerzo, ni tampoco de mucho tiempo. Cada fabricante expone sus instrucciones, pero en esencia todas las aplicaciones son muy similares:

  • Lavarse el rostro con jabón neutro.
  • Secar muy bien la cara, es importante que no quede humedad para una adecuada absorción del producto a aplicar.
  • Abrir el empaque del producto y colocar el mismo en el contorno de los ojos; cuidando de no dejar espacio sin producto, y también de no colocar demasiado.
  • Dejar que el producto actúe por lo menos durante 8 horas.

Recomendaciones para disminuir la Inflamación debajo de los Ojos

El solo uso de estos apósitos logrará una disminución sustancial de las imperfecciones en el contorno de los ojos; sin embargo, para logra mejorar resultados con la aplicación del tratamiento con parches de colágeno para las bolsas en los ojos, es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Descansar por lo menos 8 horas cada día.
  • Disminuir el estrés.
  • Alimentarse de manera adecuada.
  • Beber suficiente agua.
  • Lavarse el rostro con agua fría.
  • Si al aplicar el producto se siente picor o ardor lo mejor es retirarlo y consultar con el dermatólogo en la brevedad.