dolor de espalda inflamatorio

Parches Térmicos para el Dolor de Espalda Constante

El dolor en la espalda es una de las afecciones más dolorosas y comunes. Este tipo de dolencias suelen causar mucha molestia, pues tiende a paralizar gran parte del cuerpo e impide tener un desenvolvimiento normal en el día a día. Es usual que las personas ante este tipo de dolores tomen analgésicos o se apliquen cremas en el área afectada. Sin embargo, los dolores suelen persistir o ran sólo disminuir un poco su intensidad.

Causas de los Dolores en la Espalda

Algunos de los posibles motivos de los dolores en la parte posterior del cuerpo pueden ser las siguientes:

  • Malas posturas. Al trabajar mucho tiempo sentados en una postura incorrecta o inerte, es posible sufrir fuertes dolencias en la espalda.
  • Esfuerzos. Debido al levantamiento, movilización o carga de objetos pesados se pueden sufrir lesiones en la espalda.
  • Periodos prolongados de pie. Si se está mucho tiempo parado y este tipo de actividad es recurrente en la cotidianidad, se pueden producir afecciones en los músculos de la espalda.
  • Movimientos inadecuadas. Cuando se realiza un mal movimiento durante una actividad física como deportes, ejercicios y demás, es posible que se produzcan contracturas muy dolorosas.

Muchas veces es imposible evitar sufrir alguna vez de este tipo de afección; así que resulta importante conocer las mejores opciones para tratar estas dolencias.

Tratamientos para los Dolores de Espalda

Tradicionalmente, cuando una persona presenta dolor en la parte posterior de su cuerpo piensa en analgésico en cualquiera de sus presentaciones: orales, endovenoso, intramuscular, crema o en gel. Sin embargo, en la actualidad se cuenta con otro tipo de tratamientos que han demostrado ser bastante eficientes para este tipo de dolencias: los parches térmicos.

¿Qué son los Parches Térmicos para el Dolor de Espalda?

Los parches de calor son una opción novedosa para aliviar fuertes dolores rápidamente. Es un tratamiento eficiente para el dolor de espalda, tan solo hay que escoger el de preferencia, colocarlo en el área de la afección, relajarse y comenzar a sentir el alivio.

Para aplicar estos parches, no es necesario hacer uso de agua caliente o calentadores. Su tecnología permite que al entrar en contacto con el oxígeno. Por lo que solo hay que colocarlo en el área afectada por el dolor.

¿Cómo Funcionan los Parches de Calor para el Dolor de Espalda?

Al colocar el parche en la parte de la espalda adolorida, el calor que se aplica en el área causa dilatación en los vasos sanguíneos que se encuentran en los músculos y articulaciones. Esto ocasiona que el área en la que se ha aplicado el calor se oxigene rápidamente y las células dañadas se transformen con rapidez. resulta muy eficiente en el caso de acumulación de ácido láctico en la zona, producto de abusos de los músculos del área.

También produce un efecto dilatador en los músculos; por lo que en caso de contracturas, los parches actúan con rapidez. Además, el calor disminuye la percepción del dolor. El efecto de este tipo de tratamiento es prácticamente inmediato.

Además, en caso de afecciones crónicas es posible colocar los parches y aplicar otro tipo de tratamientos como: antiinflamatorios, analgésicos, fisioterapia y más.

Ventajas del Uso de Parches Térmicos para Afecciones de la Espalda

Cuando hay dolor en la espalda, en lo único en lo que se puede pensar es en encontrar alivio lo más rápido posible. Los parches son una excelente opción para estas afecciones tan molestas. Aplicar este tratamiento tiene una gran cantidad de ventajas. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Actúan con gran eficiencia y rapidez.
  • Su efecto es prácticamente inmediato.
  • Funciona perfectamente para aquellas personas que prefieren no tomar medicamentos.
  • Son cómodos y no se notan, por lo que se pueden usar mientras se realizan las actividades cotidianas.
  • El calor va en aumento de manera paulantina, por lo que no causará en la persona sensación de quemadura.

Opciones de Parches Térmicos para los Dolores en la Espalda

Los parches de dolor para la espalda tienen variedad de opciones según preferencias, lugar del dolor y tipo de afección. En el mercado actual, algunas de las opciones que se pueden encontrar son las siguientes:

Parches Cervicales

Para dolores en la parte superior de la espalda, entre el cuello y hombros. Este tipo de dolencias son ocasionadas por malas posiciones al dormir, estrés, esfuerzo por tiempo prolongado al mirar hacia arribo o hacia abajo, entre otros. Este dolor puede generar dolores de cabeza y dificultad para realizar las actividades cotidianas.

Parches Lumbares

Para dolencias en la parte inferior de la espalda. Estas afecciones pueden ser causadas por diversas causas, entre las más comunes: esfuerzos físicos, malos movimientos, levantamiento de peso y más. El dolor lumbar puede provocar casi la inmovilización completa de la persona que lo sufre.

Parches Adaptables

Son ideales para diversas áreas de la espalda. En cualquier parte de la espalda se puede sufrir una lesión o dolencia, debido a que es un área con articulaciones delicadas y muchos músculos; además, la espalda es la base del cuerpo y por ende de los movimientos.

Parches con Lidocaína

Este tipo de tratamiento es propicio para dolores crónicos, intentos y resistentes en la espalda. El alivio se consigue casi de manera inmediata.

Precauciones en el Uso de Parches Térmicos en la Espalda

Si bien es cierto que este tipo de tratamiento es muy eficaz para aliviar los dolores de la espalda, también resulta verdadera que se deben tener en cuenta algunas precauciones para su utilización libre de complicaciones:

  • No colocar en áreas de la espalda en la que se sufra algún tipo de afección de piel, pues el calor puede estar contraindicado en estos casos: irritaciones, alergias, quemaduras, entre otras.
  • Si se tiene una piel demasiado sensible al calor, se puede hacer uso del parche con una barrera de por medio; por ejemplo, una camisa.
  • No ultilizar ropa demasiado ceñida al cuerpo mientras se use el parche.
  • Si la persona que usará el parche tiene más de 55 años, es recomendable que se coloque el parche por encima de una capa de ropa, pues la piel tiende a ser más delicada.