¿Qué Tratamiento Realizar para los Quistes de Agua en el Seno?

Los quistes se tratan de crecimientos anormales de células, pero benignos; y son bolsas cerradas, con una membrana y una sustancia en su interior. La sustancia que contienen puede ser de naturaleza diversa; grasa, agua u otro fluido, por ejemplo.  Éstos pueden aparecer en variedad de lugares del organismo.

Tengo un Quiste en el Seno y me Duele

En el caso de las mujeres, es común su aparición en los senos y en algún lugar del órgano reproductor. Los quites en los senos se sienten al tacto como especies de uvas, pueden ser muy pequeños o un poco más grandes. Puede aparecer solo uno o varios, en uno o en los dos senos.

Este tipo de protuberancias suelen aparecer en las mujeres mayores de 30 años y con más frecuencia cuando se cumplen los 45 años. Sin embargo, pueden aparecer mucho antes si la mujer tiene propensión hereditaria a los quistes.

Síntomas de los Quistes Mamarios ¿Por que se producen?

Estos crecimiento anómalos no cancerígenos en los senos no suelen producir ningún síntoma, más que su presencia en sí. Al realizar el auto-examen de mamas, la mujeres podrá palpar el pequeño cuerpo extraño. Aunque algunas mujeres presentan cierta sensación de dolor o de sensibilidad en la zona donde se ubica el quiste. en ciertos casos, los quistes pueden producir los siguientes síntomas:

  • Crecimiento irregular en alguna zona del seno.
  • Secreción por el pezón transparente, amarilla u oscura.
  • Mayor sensibilidad en el área antes del inicio del periodo menstrual.

Diagnóstico de Quistes en las Mamas

El primer acercamiento al diagnóstico de los quistes en los senos se realiza mediante el auto-examen mamario. Cuando la mujer siente una protuberancia en alguna zona de sus senos, en un periodo del mes distinto al premenstrual, debe asistir al médico especialista para un diagnóstico más completo de la anomalía.

El médico deberá indicar qué tipo de análisis realizar para completar el diagnóstico; se puede tratar de ecografía mamaria o mamografía para tener mayor seguridad.

Los quistes en los senos pueden resultar incómodos, pero no suponen un riesgo real para la salud de la mujer. Tener quistes en los senos no aumenta las posibilidades de desarrollar cáncer de mama. Por lo que al ser diagnosticada con quistes en los senos, la mujer se puede sentir tranquila.

Para analizar el contenido de los quistes, el especialista puede indicar y realizar una punción. El contenido del mismo puede ser grasa, agua u algún otro fluido. Usualmente, estos quistes están llenos de una mezcla de agua y sales minerales, producidas por la propia membrana del quiste y con la punción se elimina por completo.

La aparición de estas anomalías probablemente tiene que ver con los consecuentes cambios hormonales, por una predisposición genética, embarazos sin lactancia o malos hábitos de vida.

Tratamiento para Quistes de Agua en los Senos

Los quistes de agua no requieren de manera obligatoria un tratamiento, pues no constituyen un  riesgo inminente a la salud de la paciente. Sin embargo, en caso de que represente algún tipo de molestia para la paciente, como dolor, secreción o sensibilidad, o ella así lo decida; es posible aplicar ciertos tratamientos con el fin de eliminar estas anomalías en los senos.

Punción y Aspiración

Si estas protuberancias tienen un tamaño considerable y no son muy numerosos; es posible eliminarlos en el consultorio del especialista con una aguja fina que se introduce en el seno para extraer el líquido que se encuentra en el interior del quiste. Este tratamiento es muy efectivo y rápido; no es demasiado doloroso gracias a la delicadeza del instrumento. Luego de la extracción, el especialista puede prescribir el análisis de laboratorio de este líquido, lo que es bastante aconsejable para descartar cualquier situación irregular.

Hormonas

La prescripción de pastillas anticonceptivas, no para el control natal sino para provocar la producción hormonal controlada, es también muy eficiente para deshacerse de los quistes con agua. También los tamoxifeno son efectivos para estos efectos; ya que bloquean la producción excesiva de estrógenos en el cuerpo de la mujer.

Cirugía

Este tipo de tratamiento no es muy recomendable, a menos que el quiste haya reaparecido en la misma zona más de dos veces, cause molestias intensas o contenga otros fluidos en su interior, como sangre. También se puede acudir a la cirugía en el caso de que los quistes sean múltiples y de tamaño muy pequeño, por lo que es difícil de drenar mediante punciones.

Recomendaciones para Evitar los Quistes de Agua en los Senos 

Una vez que se hayan eliminado los quistes o tienes alguno y se desea evitar que aumente su tamaño o se generen otros; entonces se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones fundamentales:

  • Reducir el consumo de cafeína: se tiene indicio de que esta sustancia puede llegar a favorecer la producción de quistes, ya que estimula demasiado vasos sanguíneos. Esto implica la disminución en la ingesta de café, pero también de productos como refrescos, que tienen una cantidad importante de cafeína en su interior.
  • Alimentación sana: es muy importante mantener una dieta balanceada, con poca grasa, muchas frutas y vegetales; además de abundante agua. Esto controla de manera apropiada el exceso de hormonas en el organismo. Se reduce las posibilidades de padecer quistes en los senos producto de cambios hormonales, a su vez generado por obesidad o sobrepeso.
  • Sujetadores apropiados: resulta de suma importante vestir sujetadores que no generen demasiada presión en el busto; recordando que el objetivo de esta prenda es sostener y no presionar. usar sujetador deportivo en caso de hacer ejercicios.
  • Compresas: si se produce dolor en los senos, se puede hacer uso de compresas con agua tibia para reducir esta molestia de manera eficiente.
  • Aceite de onagra: este es un producto que equilibra de manera eficiente los ácidos grasos en las células, lo que evita que tengan un comportamiento anómalo.
  • Vitamina E: se ha comprobado que esta sustancia reduce sustancialmente las molestias pre-menstruales; es decir, que controla adecuadamente la producción de las hormonas femeninas. Esto a su vez puede ayudar a  inhibir la producción de quistes en los senos.
  • Lactancia: en caso de quedar embarazada, es muy importante amamantar al bebé. Esto genera importantes beneficios a la madre y reduce al mínimo la posibilidad de generar quistes.