¿Es saludable dejar de cenar para perder peso? ¿Mito o realidad?

Tabla de contenidos

Seguramente, alguna vez has escuchado decir que dejar de cenar evita que subas de peso. Es por ello que existen muchas dietas o rutinas de alimentación que tienen como práctica habitual saltarse las cenas. Todo viene de la creencia popular de que «la comida engorda más durante la noche», o que el metabolismo se vuelve mucho más lento durante las horas nocturnas, así que lo que comas se almacena en forma de grasa y no se quema como lo haría durante el día.

Sin embargo, son muchas las opiniones que van en contra de esta práctica y aseguran que puede tener repercusiones negativas sobre la salud. Pues bien, hoy hablaremos sobre el mito de dejar de comer en la cena para evitar engordar y sus consecuencias.

Mitos sobre la cena y perder peso

Son muchas las ideas que han circulado sobre perder peso y cómo esto se relaciona con las comidas en la noche, generando un mito urbano donde se condena la cena por ser la culpable de nuestro aumento de peso, especialmente cuando hemos iniciado alguna nueva rutina de alimentación y no vemos los resultados.

✅ Es saludable dejar de cenar par...
✅ Es saludable dejar de cenar para perder peso

A continuación, plantearemos diferentes mitos y los responderemos con la realidad, según especialistas de la salud:

Mito: ¿En la noche el cuerpo transforma la comida en grasa y la almacena en vez de quemarla?

Realidad: Es cierto que el cuerpo transforma su ritmo metabólico durante las horas de la noche, donde se prepara para realizar un proceso de desintoxicación, así que en vez de gastar calorías, las almacena. Sin embargo, esto solo quiere decir que la ingesta de calorías durante la noche debería ser menor que en el resto del día, especialmente si el objetivo es perder peso, no eliminar la cena.

Mito: ¿Evitar la cena promueve la pérdida de peso?

Realidad: Eliminar la cena como una práctica para perder peso por sí sola no ayuda, aunque sí es posible notar una ligera pérdida de masa muscular, debido a la falta de nutrientes que se dejan de adquirir en la cena.

Puede Interesarte...   Parches de Nicotina Transdérmicos para no fumar más

Mito: ¿De todas las comidas, la cena es la menos importante?

Realidad: Un verdadero mito es creer que una comida es más importante que las otras. Para que la alimentación sea balanceada, se tienen que comer de manera saludable y en las horas correspondientes, esto incluye la cena.

Mito: ¿Es preferible comer una pequeña porción de ensalada durante la cena?

Realidad: Los vegetales son una excelente opción para comer saludable, pero es necesario complementarlos, por lo que hay que hacer énfasis en el balance de los alimentos. Además de una ensalada, se debería comer aunque sea una pequeña porción de proteína, siendo la carne blanca la más recomendada para la cena. Hay que tener en cuenta que el consumo saludable de calorías durante la noche debe ser de al menos 20% del consumo total del día.

Mito: ¿Es preferible cenar antes de las seis de la tarde para evitar engordar?

Realidad: Es posible tener una cena temprana para conseguir almacenar una menor cantidad de calorías durante la noche, y se podría cenar antes de las seis de la tarde. Sin embargo, es importante tener en cuenta el tiempo que pasará el cuerpo sin alimento durante las siguientes horas hasta el desayuno. Lo ideal es que ese margen de tiempo no supere las 14 horas, de lo contrario podrían provocarse consecuencias importantes en la salud.

es bueno dejar de cenar para perder peso
Es bueno dejar de cenar para perder peso

Consecuencias de evitar las cenas

Como ya lo mencionamos anteriormente, una alimentación adecuada contempla al menos tres comidas al día y eso incluye la cena. Dejar de cenar para intentar perder peso, puede generar las siguientes consecuencias:

  • Falta de nutrición: Al faltar una de las comidas del día, el cuerpo comienza a tener una carencia de nutrientes, generando una pérdida de la masa muscular, que si se prolonga por muco tiempo puede causar debilidad en el cuerpo.
  • Sobrepeso: Así es, justo el efecto contrario de lo que se quiere lograr al eliminar la cena. Esto es así debido a la cantidad de horas que el cuerpo pasa sin ingerir alimentos, lo que hace que los niveles de azúcar en sangre disminuyan y el metabolismo se ralentice, por lo que el cuerpo comenzará a quemar menos calorías durante todo el día. Así se genera un fenómeno donde la persona gana peso por acumulación de grasa, y pierde peso en la musculatura, provocando obesidad mórbida.
  • Ansiedad: Saltarse cualquier comida provoca hambre, que a su vez produce ansiedad. La ansiedad a su vez impulsa las ganas de comer alimentos menos sanos, así que es probable que luego de saltarte lo que podría haber sido una cena saludable, termines tomando un desayuno para nada sano y así ganar más peso del que se pretendía perder.  
Puede Interesarte...   Cómo cuidar las Cicatrices de una Operación de Mamoplastia

¿Cuál es la mejor hora para cenar?

Los especialistas en nutrición no establecen una hora ideal para tomar la cena, ya que eso varía mucho según la rutina diaria de cada persona. Lo aconsejable es comer al menos tres horas antes de dormir, con la finalidad de haber realizado la digestión por completo y así el sueño no se vea interrumpido.

Si no tienes mucho tiempo entre la cena y tu hora de dormir debido al trabajo u otras actividades, puedes acelerar la digestión masticando muy bien tus alimentos y tomando agua en el proceso.

Otra forma de considerar el mejor momento para la cena, es el desayuno del siguiente día, procurando que no pasen demasiadas horas entre una comida y la otra.

que dejar de cenar para perder grasa abdominal
Que dejar de cenar para perder grasa abdominal

Alimentos que debes evitar en la cena

Lo primero que debes evitar en una cena son las grandes cantidades de comida, recuerda que el cuerpo se está preparando para dormir, por lo que no espera gastar demasiada energía en ese proceso, así que no necesita muchas calorías.

Las comidas saturadas de grasa y azúcar son las que más hay que evitar, ya que ciertamente la mayoría se almacenará en forma de grasa, siendo el hígado de los órganos más afectados por ello. Además, un mayor consumo de este tipo de comidas en horas nocturnas pueden desencadenar enfermedades como hipertensión y diabetes a largo plazo.

La carne de res y de cerdo se pueden consumir durante la cena, pero en porciones muy pequeñas, siendo una mejor opción el pollo o el pescado. Esto se debe a lo difícil que es para el estómago digerir ese tipo de carnes, haciendo que el proceso sea mucho más largo y se altere el sistema metabólico.

Libros para superar la ansiedad por la comida y no dejar de cenar