¿Cómo saber que estoy sufriendo de ansiedad?

Tabla de contenidos

La ansiedad se ha convertido en una enfermedad silenciosa que afecta a muchas personas en la actualidad. Tiene una impecable capacidad de manifestarse de tantas formas diferentes, que no siempre somos capaces de detectarla, haciéndonos pensar que en realidad nos está pasando algo mucho más grave.

Es posible que alguna vez hayas presentado síntomas de ansiedad y lo hayas confundido con algo más, lo que probablemente te haya llevado a enfocarte en un problema que no existe, obviando por completo el origen de tu malestar.

¿Crees estar sufriendo de ansiedad? Descubre cómo detectarla y aprende a aliviar tu mente de ella.

¿Qué es la ansiedad?

La mayoría de las personas seguramente asocian la palabra ansiedad con algo negativo que afecta la salud mental, y hasta cierto punto es cierto. Sin embargo, la ansiedad es un mecanismo de defensa que ayuda al cuerpo a estar preparado para un problema o adversidad.

Se puede decir que la ansiedad es un sistema algo primitivo, cuando los problemas de nuestros antepasados eran evitar ser atacados por animales salvajes o cualquier otra situación de alto riesgo que implicara estar preparado física y mentalmente.

En la actualidad, aunque no estamos exentos de peligros importantes, no es algo a lo que tengamos que enfrentarnos diariamente. En vez de eso, nos toca encarar las preocupaciones de la vida diaria, como deudas, problemas familiares, mucha carga laboral, etc.

Este tipo de “peligros” aunque dominan nuestra mente, no ameritan un verdadero esfuerzo físico o mental de nuestra parte. Sin embargo, ante todo el estrés que vivimos a diario, el cerebro se encarga de prepararnos para lo peor y segrega adrenalina a nuestro torrente sanguíneo para que nos enfrentemos a la adversidad. Es aquí cuando comienzan los síntomas y todo lo que deriva de ellos. 

Como controlar la ansiedad y los nervios
Como controlar los nervios cuando estas sufriendo de ansiedad.

Síntomas comunes cuando estas sufriendo de ansiedad

En tan solo tres minutos, nuestro cuerpo se carga de adrenalina, la cual prepara a los músculos para ser más fuertes y resistentes, ayuda a los pulmones a cargar más aire, acelera los latidos del corazón para que produzca más sangre y oxígeno a los órganos y el cerebro comienza a trabajar más rápidamente para tener respuesta inmediata ante la contingencia que viene enseguida.

Puede Interesarte...   Batidos Naturales para Adelgazar la Barriga por la Noche

Mientras todo eso ocurre en nuestro cuerpo, nosotros estamos sentados frente a la ventana pensando en que el sueldo no va a alcanzar para el alquiler. Este contraste entre una actividad interna y una pasividad externa, genera los siguientes síntomas:

  • Pulsaciones aceleradas: Las pulsaciones aceleradas, o taquicardias, son el resultado de la adrenalina, la cual necesita extenderse rápidamente por el cuerpo y lo hace a través del torrente sanguíneo. Así que la respuesta natural del cuerpo, es acelerar el ritmo del corazón.
  • Falta de respiración: La falta de respiración que se experimenta durante un episodio de ansiedad, en realidad es más como una sensación que viene de la mente, ya que el sistema respiratorio no se ve obstruido de ninguna manera.
  • Calambres en las extremidades o sensación de hormigueo: Durante un episodio de ansiedad es normal sentir que se duermen las extremidades, similar a una sensación de hormigueo o calambre. Esto también se puede llegar a sentir en la cara y la cabeza. Esa sensación se debe a que los músculos se están preparando para realizar grandes esfuerzos.
  • Mareos: Internamente el cuerpo comienza a acelerarse, pero por fuera permanece en calma. Esto produce una distorsión que genera la sensación de mareo. El miedo que el cuerpo comienza a experimentar en el proceso, también es responsable de este síntoma.
  • Náuseas: Comienza con salivación excesiva y luego siguen las náuseas, propiciadas por los mareos.
  • Sensación de desmayo: La ansiedad te puede hacer sentir que vas a perder el conocimiento, pero muy rara vez esto suele ocurrir y no representa un peligro real.
  • Dolor en el pecho: Es un síntoma que se relaciona con la taquicardia y la respiración acelerada. La mayoría de las veces es un síntoma somatizado al pensar que se está a punto de sufrir un ataque al corazón.
Síntomas de ansiedad y depresión
Síntomas de de una persona sufriendo de ansiedad y depresión

Consecuencias de la ansiedad

Los episodios de ansiedad suelen ser muy desagradables, y cuando se vuelven frecuentes dejan al individuo que los padece con mucha fatiga emocional y en algunas ocasiones también física. La consecuencia más común al momento de experimentar un episodio ansioso, es el ataque de pánico, el cual suele durar de 3 a 5 minutos.

Durante un ataque de pánico, la persona experimenta diferentes reacciones, pero principalmente tiende a desesperarse de un momento para otro en busca de ayuda, porque siente que va a morir.

Puede Interesarte...   Super consejos fáciles para usar una Máscara de Hidrogel Anti-edad

Cabe a destacar que ni los ataques de pánico ni la ansiedad, son un peligro inminente para quien los sufre, generalmente se trata de síntomas que no corresponden a un problema de salud real y mucho de eso proviene de la mente y el miedo.

La única consecuencia real de la ansiedad, es cuando se vuelve crónica. Es decir, cuando sus síntomas se experimentan diariamente y varias veces por día. El problema radica en el comportamiento que las personas con ansiedad crónica adoptan al no saber gestionar su situación, ya que comienzan a aislarse y a bajar su calidad de vida por el temor irracional que les genera la ansiedad.

¿Cómo aliviar el estado ansioso?

Existen muchas formas de aliviar los síntomas de la ansiedad, y todos ellos comienzan con entender lo que le está pasando a tu cuerpo y a tu mente. Una vez que has detectado los síntomas, deberás intentar relajarte y respirar profundo.

Así como a la adrenalina le toma tres minutos invadir por completo tu cuerpo, también le toma tres minutos salir de él. Para ello, tienes que comenzar a respirar y enfocar tus pensamientos en que nada malo está ocurriendo. Reconoce a la ansiedad en tus síntomas y réstale el poder que tiene sobre tu mente.

Comienza a respirar tan profundamente, que tus pulmones se llenen de aire por completo, para luego comenzar a soltarlo lentamente. Esta respiración reducirá tus pulsaciones y en poco tiempo te sentirás mejor.

Realizar actividades físicas también puede ayudarte, ya que de esta manera estarás quemando toda la adrenalina que comenzaste a generar. También es beneficioso comer durante un episodio de ansiedad, ya que el cuerpo traduce el hecho de estar comiendo, con estar fuera de peligro.

La meditación también es una buena manera de aliviar los síntomas de la ansiedad, al igual que aplicar mantras con frases poderosas que puedas repetirte una y otra vez hasta sentirte más aliviado.

Mejores libro para personas que están sufriendo de ansiedad