12 hábitos para tener un día productivo y alcanzar tus metas

Tabla de contenidos

A veces no entendemos por qué nos cuesta tanto lograr tener un día productivo y conseguir todas las metas que nos planteamos diariamente. Y es que no todos entienden que tener una vida productiva no comienza de la noche a la mañana, sino que se construye con pequeños pasos que vamos dando diariamente, hasta construir el hábito definitivo que nos lleve a la productividad.

Si constantemente fracasas en tu misión de volverte altamente productivo, entonces deberías tomar en cuenta los siguientes 12 hábitos de los que vamos a hablarte e intenta aplicarlos en tu rutina diaria. Verás cómo poco a poco lograrás alcanzar tus metas.

Dormir completo y descansar

Es de los hábitos más elementales para la vida, ya sea para sentirse y verse saludable como para lograr empezar un día productivo.

Es comprensible que las preocupaciones y el estrés que se vive día con día nos impida lograr un descanso efectivo, pero sabiendo que es algo tan importante, debemos doblar esfuerzos para conseguir dormir al menos 6 horas diarias.

Si tienes que levantarte muy temprano, entonces deberás acostarte temprano la noche anterior. Deja esa serie o esa película para otro día, cena al menos dos horas antes de dormir y si te ayuda, bebe una infusión de lavanda o tila, las cuales ayudan a conciliar el sueño.

Levantarse con un propósito

Si quieres ser productivo, tienes que tener un propósito claro para serlo. La motivación que producen los objetivos claramente marcados, nos ayudan a realizar las actividades diarias con mayor y mejor disposición.

Piensa en tu propósito al momento de despertar, esto te ayudará a levantarte con más ánimo y energía. A muchos les sirve representar sus objetivos con una imagen o palabras, las cuales pueden colgar en la habitación para así poder visualizarlas apenas despierten.

No tener un propósito claro o que te llene de motivación solo hará que pierdas el ánimo en el transcurso de las horas.

Horarios para un día productivo
Horarios para un día productivo

Plantearse objetivos realistas

Muchas veces, cuando nos planteamos objetivos, nos sentimos cargados de motivación y pensamos que nos sentiremos igual el resto del tiempo, cuando la realidad es que nuestro estado de ánimo irá cambiando constantemente y es difícil enfocarse en un objetivo grande si la motivación es baja.

Puede Interesarte...   Existe el síndrome postvacacional, entérate de qué se trata

Por eso, es recomendable plantear objetivos que sean alcanzables y realistas. Si tienes una gran meta que quieres alcanzar, entonces divídela en diferentes etapas más pequeñas y ve trabajando en ellas poco a poco.

Tener una lista de tareas y priorizar las más importantes

Una manera de mantenerse enfocado en las actividades que necesitas realizar en el día, es tener una lista de tareas que se encuentren priorizadas según su orden de importancia. Esto es realmente efectivo, en especial para aquellos que tienen la mente muy dispersa y desean enfocarse.

Una lista de tareas logrará impulsar tu productividad diaria y te acercará cada día más a tus objetivos.

No olvides que es factible no cumplir con todas las tareas que te has planteado, lo importante es intentar cumplir con la mayoría y no desanimarse en caso de fallar. Debes seguir intentando.

Evitar la sobrecarga de tareas

Similar a lo que sucede cuando nos planteamos objetivos pocos realistas, ocurre con la sobrecarga de tareas. Es verdad que mientras más actividades realicemos durante el día, estaremos más cerca de cumplir con nuestro propósito, pero la fatiga y el agotamiento no te permitirá continuar por mucho tiempo.

Lo ideal es reconocer tu capacidad y enfocarte en la cantidad de tareas que sabes que podrás realizar en un día sin que eso implique llegar al cansancio extremo.  

Un día productivo en la oficina
Un día productivo en la oficina

Evitar las distracciones

Se dice fácil, pero es de las cosas más complicadas de lograr, ya que estamos rodeados de distracciones por todos lados. Comenzando con el teléfono móvil, con el que seguramente pasas horas revisando las redes sociales, dejando de lado tus actividades.

Aunque ciertamente es necesario tener un tiempo para dedicárselo a la distracción de la mente, si deseas ser productivo debes programar ese tiempo de distracción, ya que si no te das cuenta, terminarás pasando horas y horas tras una pantalla y no verás el progreso que esperabas.

Hacer ejercicio al menos una vez al día

Una excelente manera de mantenerse activos y con energía es a través del ejercicio. Y no, no nos referimos a una rutina extenuante, sino una breve serie de movimientos que activen tus músculos, hagan circular la sangre por el organismo, lo que cargará tu sistema de oxígeno y te llenará de energía.

Ejercitarse al menos cinco minutos puede ayudarte a tener un día mucho más productivo y te ayudará a cumplir con todas tus actividades con menos cansancio.

Comer de manera saludable

La alimentación es la clave de la productividad. Si no estás bien alimentado, no lograrás cumplir con tus objetivos, aunque realices todos los hábitos que te mencionamos anteriormente.

Puede Interesarte...   Test de embarazo ¿Cuando debo hacerlo?

Un error que muchas personas cometen cuando se concentran en conseguir sus metas rápidamente, es saltarse las comidas por falta de tiempo, ignorando el daño que le harán a su progreso.

Cada una de las comidas del día son importantes para los requerimientos nutricionales diarios, de esta manera el cuerpo y la mente funcionarán de forma eficiente. Aliméntate bien para conseguir tus metas de productividad diaria.

Comer de manera saludable para un día productivo
Comer de manera saludable para un día productivo

Tomar descansos

Es importante tomar descansos, ya que el cuerpo y la mente también se agotan. Los descansos no son distracciones, siempre que sean programados. En este tiempo puedes revisar tus redes sociales, ver uno o dos capítulos de tu serie favorita o simplemente tomar una siesta.

Permítete tomar uno o dos momentos diarios para descansar, dependiendo de tu ritmo de trabajo y las actividades que realices.

Saber decir que no

Algunas veces nos vamos a encontrar en situaciones donde se nos pida realizar un trabajo adicional o simplemente que salgamos de nuestra rutina a petición de un tercero. Si no se trata de algo realmente importante o que represente un beneficio para ti, lo mejor es negarse.

Recuerda que tú eres tu prioridad y no podemos dejar de lado las cosas importantes para nosotros solo por complacer a los demás. A veces está bien decir que no.

Dejar espacio para el ocio

El ocio también es alimento para la mente. No debemos ser tan estrictos y enfocarnos solo en las tareas diarias y el trabajo, también debemos divertirnos para que la mente no se agote.

No obstante, el ocio puede llegar a ser muy adictivo, por ello es importante programarlo dentro de nuestras actividades, como en la hora del descanso. Así tu progreso no se verá interrumpido.

Meditación para alcanzar la productividad

La meditación es muy recomendable para alcanzar la productividad, ya que si la realizas de manera adecuada, puedes conseguir enfocar tus pensamientos en los objetivos que deseas conseguir y eliminar todos aquellos otros pensamientos de dudas, intranquilidad y estrés.

Además, la meditación ayuda a controlar la ansiedad, por lo que tendrás una mente mucho más sana para conseguir lo que te propones.

Libros sobre como tener un día productivo y alcanzar las metas